Sede de PwC, que junto con Deloitte, tienen la mayor cantidad de auditorías en el IBEX.

Deloitte y KPMG se imponen en Galicia a PwC y Ernst&Young

stop

La gran empresa gallega prefiere a Deloitte y KPMG para auditar sus cuentas frente a PricewaterhouseCoopers o Ernst & Young

en A Coruña, 12 de noviembre de 2018 (05:00 CET)

El negocio de las auditorías es cosa de dos en Galicia. Al menos, el de las grandes empresas. Las conocidas como big four,  las cuatro grandes firmas de servicios profesionales (Deloitte, PricewaterhouseCoopers, Ernst & Young y KPMG), tienen en el mercado gallego dos grandes nombres propios. Un chequeo a los informes de auditoría que incorporan las cuentas del año pasado de las principales empresas gallegas lo deja claro: Deloitte y KPMG se reparten el mercado.

Inditex, la gran referencia de la empresa gallega, cuenta con Deloitte como auditor de referencia. Lo es desde 2013. Hasta ese año era KPMG la auditora del gigante textil. La llegada de Juan Carlos Escotet a Galicia, con la adquisición de Novagalicia Banco y su conversión en Abanca, supuso un cambio de auditor. Hasta 2014 era Deloitte la encargada de validar las cuentas de la entidad. Actualmente es KPMG, que hace lo propio con su brazo industrial, la corporación empresarial.

Entre KPMG y Deloitte

A la Caixa Rural Galega también la audita Deloitte. Otro tanto sucede con el Grupo San José, Sociedad Textil Lonia, Bimba y Lola, Copasa, Rosp Corunna o Jealsa. Todas confiaron sus cuentas del año pasado a la firma auditora que nació de las cenizas de la antigua Arthur Andersen.

KMPG, que en su día fue la encargada por la Xunta para realizar un estudio que avalase la fusión de las cajas de ahorro, también realiza informes de compañías como Audasa, Nueva Pescanova, Reganosa o Feiraco. A cierta distancia está PricewaterhouseCoopers (PwC), que se llevó los contratos de Pharma Mar, Finsa, Lignitos de Meirama (Naturgy), Hijos de Rivera, Gadisa o Forestal del Atlántico, Calvo y Frinsa.

De Ernst&Young a BDO

Hasta 2016 era Deloitte quien auditaba las cuentas de Adolfo Domínguez, que cambió ese año por Ernst&Young. La firma de la exconselleira Marta Fernández Currás se encuentra a mucha distancia en Galicia de rivales como KPMG, Deloitte o PwC.

La vieja Pescanova, que tuvo una conflictiva relación con BDO en la etapa de Manuel Fernández de Sousa-Faro, se sumó este año a Nueva Pescanova y prescindió de Ernst&Young. BDO, por ejemplo, audita las cuentas de otra firma con sede en Vigo, A Nosa Terra XXI, que controla Povisa, Remolcanosa o Elcano.

Por auditores independientes han optado compañías como Cortizo (Auditora Galega de Contas SLP) o Leche Río (el economista Alberto Leiro). En los últimos años el grupo de Jesús Lence ha tenido una tormentosa relación con sus auditores.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad