Deloitte tarda un año en borrar el rastro de Fernández de Sousa en Pescanova

stop

El ex presidente seguía como administrador único de Acuinova Holding Group hasta la semana pasada

X.R.M.

Foto de archivo en la que Fernández de Sousa anuncia una inversión millonaria de Pescanova en Portugal
Foto de archivo en la que Fernández de Sousa anuncia una inversión millonaria de Pescanova en Portugal

28 de marzo de 2014 (22:44 CET)

El dramático primer aniversario de Pescanova en suspensión de pagos no solo se salda con el enfrentamiento entre la banca acreedora y los grupos Damm y Luxempart, que aspiran a sacar adelante su propuesta de convenio ante el silencio de los administradores concursales. Deloitte Advisory, encargada de gestionar la compañía desde que suspendió pagos, tiene otras faenas internas a las que hacer frente. Entre ellas, gestionar el día a día del grupo y borrar el rastro del ex presidente, Manuel Fernández de Sousa-Faro, dentro de la estructura directiva de Pescanova. Y no parece tarea fácil.

Si la huella del empresario será perdurable en la memoria de trabajadores y acreedores durante mucho tiempo, en el pasado más inmediato Fernández de Sousa-Faro todavía permanecía a efectos legales y fiscales, y hasta el pasado viernes, como gestor de filiales de la multinacional. Aproximadamente un año le ha costado a Deloitte inscribir en el Registro Mercantil el cese del ex presidente como administrador único de Acuinova Holding Group SA. La filial pasa a estar ahora administrada en su integridad por Pescanova SA.

Deloitte inscribió el cambio el pasado 21, el mismo día en que procedía a notificar al Registro Mercantil la justificación de no aprobación de cuentas del ejercicio de 2012 de Acuinova Holdings Group, mediante una certificación expresa.

Firma en la sociedad

Acuinova Holding Group, con sede en Chapela, no se encuentra entre las filiales sobre las que Damm y Luxempart planteaban en el convenio de acreedores una reestructuración urgente. En las filiales de Pescanova Boapesca, Harinas y Sémolas del Noroeste (Hansenosa), Acuinova Holding Group, Ladex Europa y Marina Esuri, no estaba prevista la reestructuración a través de un concurso de acreedores como en el caso de las restantes filiales españolas.

Aunque la salida de la estructura societaria del grupo de Fernández de Sousa fue escalonada durante el año pasado, su presencia como administrador en Acuinova Holding Group hasta la semana pasada pone en evidencia que el ex presidente todavía tenía firma, a efectos legales, en el holding pesquero, a pesar de su imputación en la Audiencia Nacional. Fernández de Sousa, pese a estar apartado, se encuentra todavía entre los principales accionistas de Pescanova, de la que declara algo más de un 7,5%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad