Deloitte revela que gestiona la venta de activos de Pescanova

stop

La multinacional declaró 1.000 millones en ventas ficticias durante 2011 y 2012

Planta de Pescanova en Chapela

05 de septiembre de 2013 (22:35 CET)

El informe concursal de Pescanova elaborado por Deloitte revela que la administradora concursal negocia ya la venta de activos de la multinacional. Activos que, según la auditora, “no son necesarios para la continuidad de la actividad”, pero cuya venta sí será necesaria para aliviar la deuda de más de 3.600 millones que presenta la pesquera.

De esos 3.600 millones, 3.210 corresponden a deuda con entidades bancarias, de la de 1.249 millones es a corto plazo.

Acuicultura

El informe concursal indica que el proceso inversor en el que se embarcó Pescanova con el negocio de la acuicultura, así como las necesidades de financiación del mismo y la asunción de pérdidas operativas en la mayor parte de su negocio tradicional provocaron unas fuertes necesidades de fondos. Esta necesidad de financiación, “incrementado a los propios costes de la deuda ya acumulada” desembocaron en los 3.650 millones de euros de pasivo que presenta la compañía gallega.

Ante ello, Deloitte, entre otras medidas, se ha visto abocada a iniciar el proceso de venta de activos, como confirma en su informe. A lo largo de las más de 200 páginas de que consta el documento, la administradora revela que existe interés en Pescanova por parte de fondos de inversión, tanto españoles como internacionales.

Reuniones con 28 fondos

Deloitte admite haber mantenido reuniones y proporcionado información a 28 fondos. “Se ha apreciado interés tanto por el grupo en su conjunto como por la participación en sociedades específicas”.

Pero, lo que queda claro en el informe concursal es que otra de las causas de la actual situación de Pescanova se halla en las actuaciones irregulares que se gestaron durante años, para camuflar las cuentas y obtener financiación.

1.000 millones en ventas ficticias

De hecho, durante los ejercicios 2011 y 2012, Pescanova declaró algo más de 1.000 millones en ventas ficticias entre su matriz y varias de sus sociedades instrumentales.

Tal y como ya adelantaba el informe forense de KPMG, Deloitte explica que Pescanova “ha estado operando con sociedades instrumentales registrando en sus estados financieros ingresos y gastos que no responden a una operación comercial real, al objeto de obtener financiación”.

Según el informe concursal, durante los ejercicios 2011 y 2012, un 77% y un 80% de las ventas registradas por la concursada se realizaron a sociedades instrumentales sin contenido económico. En total, 1.047 millones que fueron comunicadas como reales a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Compras a sociedades instrumentales


Deloitte indica como en 2013 la sociedad empezó a contabilizar ventas, compras y devoluciones de venta con estas sociedades instrumentales con el único objeto de revertir el impacto en cuentas a cobrar de estas operaciones en ejercicios anteriores, que sumaban 350 millones de euros.

Pero Pescanova no sólo vendió de forma ficticia a sociedades instrumentales. También compró. 350 millones en 2011 y 273 en 2012 según sus cuentas. Casi un 50% de las compras en concepto de aprovisionamientos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad