Deloitte logra el crédito para que Pescanova resista

stop

El jueves se firmará la operación, con la baja definitiva de Deutsche Bank, el quinto mayor acreedor de la multinacional

Planta de Pescanova en Chapela

25 de junio de 2013 (20:10 CET)

Sobrepasando todos los plazos marcados inicialmente, Pescanova logrará, previsiblemente este jueves, al fin, el crédito de 55 millones por parte de sus principales bancos acreedores. Tras las conversaciones mantenidas durante los últimos días, la previsión de los negociadores es que en un plazo inmediato, se cierre y firme el crédito, según fuentes financieras. En las últimas semanas se han negociado términos y condiciones para que la compañía reciba la inyección, en las que ha participado la propia Xunta, que se comprometió a aportar cuatro millones de euros. También, por parte de las entidades, se han implicado Santander, BBVA, Caixabank, Popular, Sabadell y Bankia, como parte integrante del conocido steering committe.

Inicialmente, estaba previsto firmar la operación en el arranque de la semana, pero flecos de última hora lo impidieron. De los principales bancos acreedores se ha caído finalmente Deutsche Bank, quinto mayor acreedor de la multinacional gallega, al que adeuda 130 millones de euros. La entidad alemana, el mayor acreedor extranjero de Pescanova, mostró desde el principio sus reticencias para firmar el crédito, que al final se han revelado como insalvables, buscando la participación de más entidades internacionales. Commerzbank fue otra de las entidades que también se cayeron a lo largo de las negociaciones.

Retrasos


Resistencia también pusieron Santander y, en mayor medida, Bankia, que finalmente han accedido a firmar la operación. De más de 100 entidades financieras con las que tiene deudas, entre los 10 primeros bancos acreedores de Pescanova se encuentran el Sabadell (222 millones, en gran parte heredados de la CAM), Popular (165 millones), NCG (161 millones), Caixabank (157), Deutsche Bank (130), Caixa Geral (130), Bankia (126), UBI (126), Liberbank (97,3) y Commerzbank (96).

En este tiempo, ninguna de las partes implicadas ha querido hablar de retrasos, pero lo cierto es que al inicio de las negociaciones, tanto acreedores como Deloitte aseguraron que el crédito debía estar resuelto antes de que finalizase el pasado mayo. Los principales compromisos son conocidos: el destino de los fondos debe orientarse a pago de nóminas y gastos corrientes. La garantía del préstamo estará vinculada a la marca de la multinacional pesquera y la sede de la misma en Chapela. Las condiciones del crédito establecen un tipo de interés de cuatro puntos sobre el Euríbor y un plazo de amortización de entre seis y nueve meses.

Parte considerable del crédito que necesita Pescanova irá destinado al pago de proveedores de filiales en el extranjero. Deloitte se ha visto obligada a activar el concurso de acreedores en varias de estas sociedades precisamente ante la insistencia de los acreedores. Entre ellas, Pesca Chile, Pescanova Brasil y Argenova.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad