Deloitte incumple el límite marcado para cerrar el crédito de Pescanova

stop

En contra de lo previsto, la inyección urgente de 55 millones tampoco se firmó este viernes

Planta de Pescanova en Chapela

08 de junio de 2013 (00:09 CET)

Una semana más, el crédito urgente de 55 millones de euros que Pescanova necesita para afrontar pagos corrientes sigue sin cerrarse.

De forma oficial, todas la partes implicadas --banca acreedora y administración concursal-- declaran su voluntad por cerrar cuanto antes la inyección de liquidez pero, la realidad es que esta todavía no se ha hecho efectiva.

Reuniones fallidas

Durante toda esta semana, diversas fuentes conocedoras de las negociaciones aseguraban que este viernes, Deloitte y las principales entidades acreedoras se reunirían para firmar definitivamente el acuerdo por el que Pescanova recibiría la necesaria partida económica. La Xunta de Galicia ya se comprometió a entregar un crédito a la pesquera por valor de cuatro millones de euros.

No obstante, la reunión no se llevó a cabo este viernes. Tampoco el pasado martes, cuando estaba previsto una conference call entre Deloitte y los grupos que conforman el steering committee bancario.

Antes de acabar mayo

Ninguna de las partes implicadas quiere hablar de problemas o retrasos pero, lo cierto es que al inicio de las negociaciones, tanto la banca como Deloitte aseguraron que el crédito debía estar resuelto antes de que finalizase mayo.

Diversas fuentes dentro de las propias entidades acreedoras indicaron ayer que el crédito “aún está frío”. “Hay mucho interés en decir que el pacto está ya resuelto, pero quedan flecos. Hay muchos datos que aún no han sido aportados”, aseguran.

“No hay reticencias por parte de ningún banco en concreto, pero el proceso no es sencillo”, añaden, en contra de diversas informaciones que apuntan a que Santander y Bankinter son las firmas que, a última hora, están presentando más reticencias.

Diez entidades para 55 millones

Y es que además de los bancos que conforman el steering committee (Banc Sabadell, NCG, Caixabank, Bankia, Popular y Deutsche Bank) Deloitte ha buscado el apoyo de otras cuatro entidades a la hora de suscribir el crédito. Santander, BBVA, Bankinter y Ceiss son las elegidas.

En total, y si no hay cambios de guión, los necesarios 55 millones serán aportados por 10 entidades de crédito. Los principales compromisos son conocidos: el destino de los fondos debe orientarse a pago de nóminas y gastos corrientes. La garantía del préstamo estará vinculado a la marca de la pesquera y la sede de la misma en Chapela.

Visto bueno del juez

Las condiciones del crédito establecen un tipo de interés de cuatro puntos sobre el Euríbor y un plazo de amortización de entre seis y nueve meses.

Sea como fuere, cualquier acuerdo entre banca y Deloitte tiene que contar con el visto bueno del juez concursal

Filiales extranjeras

Parte considerable del crédito que necesita Pescanova irá destinado al pago de proveedores de filiales en el extranjero. Deloitte se ha visto obligada a activar el concurso de acreedores en varias de estas sociedades precisamente ante la insistencia de los acreedores.

Después de que Pesca Chile se declarase en quiebra y Pescanova Brasil entrase en concurso hace justo una semana, este viernes, Deloitte informó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que la filial argentina Argenova entraba en suspensión de pagos.

Se especula con que no serán las únicas filiales que entrarán en concurso. En el punto de mira también está la irlandesa Eiranova Fisheries.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad