Defensa se moja y bendice el proyecto de Hércules de Armamento

stop

PRIMER AÑO EN LAS INSTALACIONES

Entrada a las instalaciones de la antigua Fábrica de Armas de A Coruña.

en A Coruña, 27 de octubre de 2015 (23:19 CET)

El proyecto industrial de Hércules de Armamento marcha según lo previsto. Al menos así lo ven en el Ministerio de Defensa tras la segunda reunión de la Comisión de Seguimiento de la Fábrica de Armas, un organismo formado por tres representantes del departamento – entre ellos un general auditor – y dos de la propia empresa cuya creación estaba contemplada en el pliego de condiciones.

Al igual que aconteció en la primera reunión, celebrada el pasado mes de junio, Defensa no tiene nada que objetar a lo que les han contado este martes los delegados de Hércules de Armamento. La empresa llegó con una certificación de la Seguridad Social bajo el brazo que acreditaba una plantilla de 156 trabajadores con contrato indefinido, 48 de ellos a jornada completa, pero que nada decía de cómo ni cuándo habían llegado hasta allí.

El Ministerio asume que la carga de trabajo actual no les garantiza ocupación, pero la firma ha asegurado al Defensa, tal y como explicó el propio departamento a Economía Digital que, con la carga prevista para finales de año podrá ocupar a todos los contratados.

Plan de inversiones

Hay aspectos, como el de las inversiones, en el que la empresa está aún a medio camino de cumplir. Según indica Defensa, se ha ejecutado casi una tercera parte del plan, pero la firma tiene todavía dos años de plazo para cumplir, hasta octubre de 2017. En este sentido, Hércules de Armamento le ha transmitido el interés de inversores por entrar en el capital de la empresa – dos a corto y otros dos más a más largo plazo – y que podrían dar un impulso definitivo a este capítulo.

De los preacuerdos comerciales presentados en la oferta para hacerse con las instalaciones de la antigua Fábrica de Armas, el Ministerio reconoce que solo cuatro de los ocho se han materializado. Sin embargo, destaca que han formalizado otros contratos con empresas como Explosivos Alaveses (Expal), adjudicataria de la Fábrica de Armas de Murcia, Tecnobit o la gallega URO Vehículos Especiales, S.A. (Urovesa). Además, informan, también ha cerrado un contrato para la fabricación de material médico que está supeditado a la obtención de las certificaciones necesarias.

Sólo armamento

El Ministerio, tras dar a conocer las conclusiones de la reunión, ha querido recordar que en la convocatoria y adjudicación del concurso "Defensa cumplió lo solicitado por las administraciones autonómica y local en el sentido de que se buscara solución industrial a la fábrica". No obstante, aclara que, en su condición de propietario, "no le corresponde el seguimiento de la actividad sino sólo el control de la fabricación de material de defensa".

En este sentido, señala que la empresa considera alcanzable para el próximo año las cantidades anuales asumidas en su oferta en lo que a pistolas, ametralladoras y fusiles se refiere. No así en cuanto al lanzagranadas, aunque apunta que está prevista la fabricación de otro armamento equivalente. Hércules de Armamento dispone de dos años para el cumplimiento de estos objetivos.

Asimismo, Defensa certifica que la empresa se ha constituido como fábrica de armas de guerra y dispone de la condición de armero, así como de las certificaciones ISO 9000 e ISO 14000.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad