De Paco Jémez a Rodríguez Cebrián: los señores de la noche de A Coruña

stop

Ex directivos de Inditex y consejeros de empresas como Estrella Galicia están detrás de los negocios de ocio nocturno más populares de la ciudad, en los que tampoco faltan futbolistas

Exterior de la Sala Pelícano, vinculada al empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián

A Coruña, 20 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

La hostelería es un sector en boga. Tanto, que la mayor parte de los negocios que se abren hoy en día pertenecen a este ramo. Los empresarios también han visto en este mercado un filón para diversificar y no es raro encontrarlos detrás de algunos de los negocios más emblemáticos de la noche coruñesa.

El desembarco más mediático ha sido sin duda el del ex director general de Inditex, Juan Carlos Rodríguez Cebrián al frente de la Sala Pelícano. Junto a él están Luis Diz y Gerardo Lorenzo, empresario pontevedrés hermano del actor Francis Lorenzo, que son a su vez responsables del Dux, otro local de ocio nocturno de la ciudad –'sucursal' de la discoteca homónima de Sanxenxo– que recientemente ha suspendido sus planes para abrir un nuevo establecimiento en la zona del Parrote por la "sobredimensión" que ha experimentado el sector hostelero en los últimos tiempos.  

Negocio vocacional

Juan Rodríguez Rivera, miembro del consejo de la Corporación Hijos de Rivera, entidad propietaria entre otras de las cervezas Estrella Galicia, está al frente de Producciones Audiovisuales 15004, la firma que tiene cedida la explotación del Playa Club y que, a su vez, delega en la Playa Club Corporación Financiera, del empresario Emilio Suárez de Ron, su gestión, que está estos días en el punto de mira.

En declaraciones a Economía Digital reconoce que la hostelería "es muy vocacional", pero que "se puede vivir bien si uno disfruta con lo que hace", como es su caso. Juan, que tiene otros locales en la ciudad, como Cheers o El Olivo, además de una productora de conciertos –la sociedad anteriormente mencionada–, reconoce no obstante que "siempre hubo gente que no respetó el negocio", que por otra parte califica de "muy bonito, pero sacrificado".

Respecto a la incursión de personas ajenas al sector en los últimos años, afirma desconocer cuáles pueden ser los beneficios que le encuentran en su apuesta por este tipo de negocios. "Otra cosa también es el tiempo que duran estos proyectos", apunta. Poco, por lo general.

Deportivistas tras la barra

De hecho, él trabaja con el Deportivo de La Coruña, club del que salieron grandes futbolistas que intentaron también hacer sus pinitos en el sector. Es el caso de Francisco González, 'Fran', que regentó durante años El Cabo, un local a mitad de camino entre una cafetería y un pub. Otro compañero de filas, Paco Jémez, también llevó un negocio de hostelería en la zona del Orzán.

Otros ilustres deportivistas lo intentaron con la restauración, como Donato. Sin embargo, el único que mantiene abierto su local a día de hoy es el portugués Jorge Andrade, que figura como propietario de la cafetería 7 7 de O Temple, en el concello de Cambre.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad