Instalaciones logísticas de Inditex en Zaragoza / EFE

Zara, Extel, Abanca... ¿Cómo afronto el coronavirus sin teletrabajo?

Mientras que en Extel, el sindicato CGT demanda más medidas para proteger a los empleados, Inditex aplica protocolos específicos para sus centros logísticos

El teletrabajo aumenta de forma exponencial a las medidas puestas en marcha por los Gobiernos central y autonómico para frenar el avance del coronavirus. Galicia, según un reciente informe de Adecco, es la comunidad en la que más empleados teletrabajan (un 10,3% de los ocupados). La cantidad se dispara estos días teniendo en cuenta que la pandemia ha obligado a muchas empresas públicas y privadas, desde Inditex hasta la propia Xunta de Galicia, a mandar a sus trabajadores a casa. No obstante, determinados empleos hacen inviable llevar una jornada laboral. ¿Cómo actúan estas empresas ante el Covid-19 a estas alturas?

Por sus dimensiones, Inditex fue una de las primeras compañías que empezó a tomar medidas complementarias al protocolo frente al Covid-19 implementado por el Gobierno central en los primeros días de la crisis. Espaciar los horarios de sus comedores para evitar grandes concentraciones de personas, cancelar los viajes de trabajo y fomentar las videoconferencias fueron algunas de sus propuestas iniciales. En estos momentos, el teletrabajo ya es una realidad en la gigantesca sede de la textil en Arteixo (A Coruña). La multinacional de Amancio Ortega prevé una implantación progresiva del teletrabajo para todos aquellos empleados que puedan realizar su tarea desde casa. No obstante, esta política no es válida para toda la plantilla. Los trabajadores de oficina pueden acogerse a la misma pero, ¿qué pasa con aquellos que trabajan en logística en los grandes centros que la compañía tiene repartidos por el país en Galicia, Cataluña, Aragón, León y Madrid? Empresa y sindicatos han pactado ya unos protocolos específicos, teniendo en cuenta la situación de cada territorio. Principalmente, se basa en extremar las precauciones al máximo, evitar la entrada de personas ajenas a la empresa a las instalaciones y fomentar, en la medida de lo posible, la reducción horaria.

Medidas en el centro logístico de Arteixo

Este jueves, la empresa mantenía un encuentro con la representación sindical de Zara Logística, el gigantesco armario que la textil tiene en el ayuntamiento de Arteixo. El protocolo es muy similar del que ya está en marcha en Meco, la plataforma logística ubicada en Madrid, comunidad donde las clases ya se pararon este miércoles.

La intención de Inditex es facilitar la jornada laboral a aquellos trabajadores con hijos menores a cargo. Por eso, y según explica el sindicato CCOO, se ha pactado la posibilidad de que los empleados utilicen las horas de la llamada "bolsa de acompañamiento".  Y es que la multinacional pacta con los sindicatos una serie de horas libres anuales que los asalariados pueden solicitar para acompañar a sus hijos o familiares dependientes al médico. Los horarios de entrada también se han visto adaptados, con más posibilidades que faciliten la conciliación en el hogar. "También se da la posibilidad de cambiar las vacaciones sin respetar ningún plazo a aquellas personas que tienen hijos menores de 15 años", explica la parte social. "Se permitirá también la utilización de días de asuntos propios, permutas o compensación de horas extra por encima de los máximos pactados por día para aquellas personas con menores a cargo", explican.

Por otro lado, y con la máxima de controlar lo más posible la entrada de nuevas personas a los recintos de trabajo, la compañía ha decido anular momentáneamente las contrataciones temporales.

Separación de trabajadores

¿Y cómo se organiza un centro donde no es posible el teletrabajo? El comedor del centro logítico se 'parcelará', habilitando un espacio para cada sección. Cada grupo trabajará con una distancia mínima entre sí de 4 metros y, además, se pondrán a disposición de los empleados en cada zona de trabajo geles antisépticos, así como se desinfectarán las herramientas de trabajo.Todo medidas para evitar un posible contagio dentro de la planta logística.

Similares actuaciones son las que han adoptado otros grandes grupos de distribución en sus almacenes, espacios en los que no es posible el teletrabajo. Evitar que los camiones entren en las plataformas de carga son algunas de las medidas implantadas tanto por Inditex como por, por ejemplo, la conservera Calvo en sus instalaciones de Carballo, según indican fuentes de la plantilla. "Todas las grandes firmas de distribución están aplicando protocolos muy potentes, basados en incrementar la limpieza y separar a los trabajadores para evitar posibles contagios", comentan también desde Vegalsa.

¿Experiencia en teletrabajo?

Aunque al alza, los métodos de teletrabajo aún están muy poco implantados en la comunidad y en España en general, algo que ha quedado patente con la crisis del coronavirus. Un ejemplo de esto está en Extel, la compañía de atención telefónica que trabaja para Movistar. Según explica a este medio el sindicato CGT, la intención de la compañía era que que los empleados de la sede de A Coruña, unos 600, pudiesen comenzar a acogerse al teletrabajo a partir de este viernes. No obstante, dificultades técnicas y no poseer ninguna experiencia previa ha hecho, según la central sindical, que la opción haya sido finalmente desechada. "Lo que sí ha hecho la empresa, aunque sin consensuar antes con la parte social, es dar la posibilidad de solicitar los días de vacaciones. Para los grupos de riesgo también se ha abierto una bolsa de permisos que pueden solicitar a cargo bien de sus vacaciones o con horas que luego tendrían que 'devolver'", explican. La representación sindical ha solicitado un refuerzo de la limpieza, así como ampliar la puesta a disposición de la plantilla de material antiséptico.

En el lado opuesto se encuentra Abanca, la financiera de Juan Carlos Escotet. La compañía cuenta ya en sus oficinas con un sistema implantado ya con anterioridad a la crisis del Covid-19 que les permite acceder al teletrabajo sin problemas. No obstante, y al margen de los servicios centrales, en este momento, las oficinas bancarias repartidas por la comunidad se encuentran abiertas. Su personal es mucho más reducido y en ellas está ya en marcha un protocolo para evitar infecciones.

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad