Imagen de la planta de biomasa de Ence en Puertollano junto a la antigua térmica de Elcogas

De Endesa a Ence: así se reconvierte una térmica en planta de biomasa

Ence demuestra en Puertollano que es posible levantar una planta de biomasa sobre una térmica, la de Elcogas, de la que Endesa era accionista

Hechos para disipar dudas. La reconversión de una central térmica como la de As Pontes en una planta de biomasa es posible. No hay que irse muy lejos. Ni muy atrás en el tiempo. Basta con pasarse por Puertollano, en la provincia de Ciudad Real, para comprobarlo. Ence ha levantado una planta de biomasa, que ya está enganchada a la red desde hace nada, sobre las instalaciones de la antigua Elcogas, una central termoeléctrica del tipo gasificación integrada en ciclo combinado, que utilizaba el carbón como combustible.

Ence inauguró la semana pasada la planta de biomasa, sobre unas instalaciones adquiridas en 2015 a un grupo de eléctricas liderado por Endesa, precisamente la propietaria de As Pontes, que era su principal accionista. Elcogas llegó a ser la mayor del mundo en su tecnología con combustible sólido, con una potencia instalada de 335 megavatios. De ello presumía la que se denominaba central de gasificación integrada en ciclo combinado.

Endesa tira la toalla en Puertollano

Los impulsores de la iniciativa, Endesa, Iberdrola y Electricité de France (EDF), tiraron la toalla a pesar de que, ante la inviabilidad del proyecto, contaban con una propuesta para Elcogas que contemplaba el desarrollo de una planta de generación híbrida a partir del uso limpio de carbón, y la incorporación en un 30% de su capacidad con biomasa. Los impulsores de la iniciativa pedían una mejora, además, del régimen retributivo.

Elcogas firmó en abril de 2018 la venta de los terrenos y algunos equipos y sistemas de la planta a Ence, para ser reutilizados en el desarrollo de un nuevo proyecto íntegramente de biomasa. La planta había cesado su funcionamiento en agosto de 2015, obteniendo el correspondiente acta de desconexión de la red eléctrica.

Desmatelamiento y nueva inversión

Tras el acuerdo, Elcogas procedió al desmontaje y desmantelamiento de los equipos y componentes que no iban a ser reutilizados por Ence, así como con la restauración medioambiental. Los trabajos incluyeron la voladura de la torre de refrigeración. Para ello se usaron 125 kilos de dinamita y 450 detonadores. Así se derribaron sus 120 metros de alto y 80 metros de diámetro de base, sustentados por 58 pilares.

Dos años después, y tras una inversión de 100 millones, Ence cuenta con una planta de biomasa sobre las instalaciones de la antigua central térmica que es capaz de producir una cifra estimada de 325.000 megavatios hora de electricidad al año, equivalente a las necesidades energéticas de más de 60.000 personas. La planta consumirá alrededor de 238.000 toneladas al año de biomasa, entre la que se encuentra orujillo, sarmiento y arranque de vid, hoja de olivo, y restos forestales y agrícolas leñosos.

El plan de Ence

Ence saca pecho de la iniciativa y asegura que "el proyecto desarrollado en las antiguas instalaciones de Elcogas es un claro ejemplo de transición energética justa, al contribuir de manera muy positiva al entorno". "De hecho, dice, "destaca por su alta generación de empleo industrial directo, indirecto e inducido: cerca de 27 empleos por cada megavatio instalado".

Hasta parece que la compañía presidida por Ignacio Colmenares enseña el camino a Endesa para As Pontes. "La conversión de centrales térmicas alimentadas con carbón en plantas de generación de energía renovable a partir de biomasa, como Ence Biollano 50 megavatios, permite aprovechar las instalaciones para darles una nueva vida, más sostenible y de futuro, contribuyendo a sostener miles de empleos, fundamentalmente rurales".

Ence ofrece datos de empleo de la planta de biomasa de Puertollano. Durante la construcción hubo 500 operarios, el empleo directo actual es de unas treinta personas y el indirecto e inducido es superior a los mil trabajadores, principalmente transportistas que llevan el recurso forestal a la fábrica.

Diferencias en las dimensiones

La gran diferencia con As Pontes está en las dimensiones. Ence ha reconvertido una central térmica de 335 megavatios en una planta de biomasa de cincuenta megavatios, que está en el límite de las mayores de España, como la de Huelva, también de Ence, o la de Teixeiro, en este caso de Greenalia.

Sin embargo, la central de Endesa en As Pontes sitúa su potencia instalada en cerca de 1.400 megavatios repartidos por cuatro grupos. Es decir, es cuatro veces más grande que la antigua térmica de Elcogas. Y casi treinta veces más que la mayor planta de biomasa de España. Se trata de un gigante. Cuestión de tamaño.

Un artículo de X.R.M.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad