De Cabo pagaba a los Ruiz-Mateos 75.000 euros al mes

stop

'OPERACIÓN ABEJA'

José María Ruiz-Mateos

13 de diciembre de 2012 (10:48 CET)

La Operación Crucero, que se ha saldado con el expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán y su testaferro Ángel de Cabo, en prisión eludible con las mayores fianzas de la historia penal de España, conlleva un segundo caso todavía sin resolver: la Operación Abeja, la investigación que está realizando la Policía Judicial a la familia Ruiz-Mateos y su relación con el liquidador de empresas De Cabo.

La venta de Nueva Rumasa a Ángel de Cabo es prácticamente igual que la del grupo Marsans. El informe de la Policía, al que ha tenido acceso el diario El Economista, resalta que De Cabo pagaba a los Ruiz-Mateos 75.000 euros al mes, 15.000 euros al patriarca José María Ruiz-Mateos y 10.000 euros a cada uno de los seis hijos varones. De Cabo hacía lo mismo con Díaz Ferrán al que abonaba mensualmente 100.000 euros.

La Operación Abeja podría llevar a prisión a los hijos de Ruiz-Mateos, algo que se podría dar en los próximos días.

Venta de bienes

La investigación de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (Udef) destaca que la familia Ruiz-Mateos vendió presuntamente de manera fraudulenta algunos de sus bienes para evitar que los acreedores del grupo, la gran mayoría de los famosos pagarés, pudiesen cobrar sus deudas. Así, rinden cuentas de varios contratos predatados.

Uno de ellos, un préstamo de 650.000 euros que se avaló con la vivienda del hijo Pablo Ruiz-Mateos con fecha de 2009 cuando De Cabo compró Nueva Rumasa en 2011. “Hay documentos que forman parte de una estrategia para evitar que determinadas personas o la propia acción judicial pudiera embargar la vivienda al existir un reconocimiento de deuda”, afirma la Policía en el informe.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad