Darty abandona el mercado español y cierra sus diez tiendas en Galicia

stop

La empresa francesa tiene 150 trabajadores en la comunidad, tras adquirir la cadena San Luis en 2010

Establecimiento de Darty en Galicia

04 de abril de 2013 (14:04 CET)

Darty, propietaria de las antiguas tiendas San Luis, abandona el mercado español y cerrará sus 43 tiendas, diez de ellas en Galicia, el próximo mes de junio. La estrategia de la cadena francesa pasa por eliminar las pérdidas en mercados no estratégicos, entre ellos España, y concentrarse en Francia, Bélgica y Países Bajos. La operación responde a la mala situación que atraviese el sector. Las ventas de electrodomésticos acumulan 34 meses consecutivos de bajada, con un descenso del 8,6% en los dos primeros meses de 2013 con respecto al año anterior.

El cierre de las 43 tiendas de Darty en el Estado, una operación que le costará 30 millones de euros según estimaciones de la empresa, tendrá su eco en Galicia, donde entró en 2010 tras adquirir la cadena de electrodomésticos San Luis. Según fuentes sindicales, trabajan para Darty unas 150 personas en Galicia en los diez establecimientos gallegos de la empresa, 6 de ellos en la provincia de A Coruña.

El lunes se inician las negociaciones

Los representantes de los trabajadores están citados el próximo lunes, día 8, a una reunión en Madrid para constituir la mesa de negociación del ERE de extinción, según ha indicado a Europa Press Iván Eijo, representante sindical en la compañía.

Las condiciones básicas son las establecidas en la propia reforma laboral, con una indemnización de 20 días por año trabajado y 12 mensualidades. Los trabajadores suponen, agregó el sindicalista, que los días podrán aumentarse en función de la liquidación de stock que logren las tiendas.

Reflotar la cadena en España, demasiado costoso

La cadena francesa ha justificado su decisión por el gasto que implicaría relanzar la compañía en el mercado español. "Mejorar significativamente nuestra posición en España sería un largo y potencialmente costoso viaje sin garantías de éxito en lo que seguiría siendo un mercado muy complicado", subrayó el presidente del grupo, Alan Parker. En este sentido, ha afirmado que "se han dado largas consideraciones a las posibles opciones para el negocio en España", donde la cadena cuenta con 43 tiendas y 650 trabajadores. Finalmente, han considerado que el cierre era la opción “más segura”.

En España, Darty --también antigua Menaje del Hogar-- prevé alcanzar una facturación de 120 millones de euros al cierre del ejercicio 2012-2013, que concluye el 30 de abril, con unas pérdidas operativas de 16 millones de euros. En concreto, las pérdidas totales desde la adquisición en 2007 hasta el 30 de abril de 2012 se situaron en 74 millones de euros.

Accionistas


El máximo directivo del grupo ha explicado que la decisión de cierre en España, donde considera que no ha logrado el tamaño adecuado, se suma a la adoptada recientemente en Italia y representa un "importante avance" dentro de sus planes estratégicos, en línea con los acuerdos definidos el pasado mes de diciembre.

"El consejo de administración se ha comprometido a restituir el valor de la empresa para los accionistas, incrementando la rentabilidad en nuestro negocio principal desde nuestro liderazgo del mercado, desarrollando futuras iniciativas de crecimiento, mejorando la eficiencia en el coste base y eliminando las pérdidas en aquellos países que no se encuentran entre nuestros principales mercados", ha señalado Parker.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad