Damm denuncia la venta de filiales en Pescanova sin pasar por el consejo

stop

Los denominados 'consejeros díscolos' se preguntan a dónde a ido a parar el dinero conseguido con estas operaciones

17 de abril de 2013 (16:36 CET)

Otra pregunta más inquieta a los denominados consejeros díscolos de Pescanova. El paradero del dinero embolsado por la multinacional después de la venta de dos filiales a espaldas del consejo de administración. Según denuncia la cervecera Damn, de Demetrio Carceller, no han sido informados de en qué se han empleado estos ingresos y en dónde se han invertido.

Según señadas fuentes cercanas al grupo catalán, el presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, procedió a la venta de su filial ecuatoriana de marisco, Promarisco, sin consultar con el máximo órgano de dirección de la firma, tal y como adelantó Economía Digital. Damm recuerda que además esta venta se ha producido en un momento en el que De Sousa-Faro tan solo cuenta con el 7,45% de la firma.

Ecuador y Chile

Desde el entorno de la cervecera catalana aseguran que los consejeros desconocían la operación de Ecuador y que, tiene que ser el consejo de administración el que decida qué filiales son estratégicas o no y cuales deben ponerse a la venta, una decisión que, a priori podría ayudar a mejorar la situación de la matriz.

Además de la operación de Promarisco en Ecuador, Pescanova continúa con las negociaciones con dos operadores internacionales para vender Acuinova en Chile, una sociedad dedicada al cultivo del salmón, pese a que el banco suizo HSBC ha solicitado la declaración de quiebra de la matriz Pesca Chile, que además controla Nova Austral, según revela el rotativo chileno 'Diario Financiero'.

Este periódico afirma que el proceso de desinversión de Pescanova busca captar unos 250 millones de dólares.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad