Cupa, líder pizarrero, afronta su venta con la losa de una deuda de casi 200 millones

stop

El grupo gallego, participado en un 20% por Abanca, refinanció sus créditos en 2013 con un pool liderado por el BBVA y este año tiene un vencimiento de 11,7 millones

Javier Fernández, CEO de Cupa, y muestra del grupo en la feria de Edimburgo

en A Coruña, 20 de junio de 2016 (22:35 CET)

Toda una mochila la que arrastra Cupa Group en las negociaciones para su venta, que tendrán este viernes una fecha clave, al celebrarse junta general del grupo pizarrero para decidir si sigue adelante con el proceso abierto con el fondo norteamericano Carlyle. Cupire Padesa, que opera como holding del grupo y sobre el que pivotan medio centenar de participadas, tiene una deuda bancaria que se sitúa en los 194 millones de euros, para un pasivo total de 382 millones. 

La deuda con los bancos condiciona en gran medida la actividad de un grupo, líder indiscutible en su sector, que solo en 2014 tuvo que asumir unos costes financieros por esos compromisos de más de 8 millones de euros. Cupire Padesa, la cabecera, contaba al cierre de dicho ejercicio con una deuda bancaria de 172,6 millones, de la que  unos 156 millones eran a largo plazo. Las líneas de descuento, que permiten la operativa diaria, ascendían a 21,3 millones. 

Vencimientos

El grupo ourensano, con base en Carballeda de Valdeorras pero muy internacionalizado, está participado en un 20% por Abanca. En 2013 la pizarrera formalizó un contrato de refinanciación con un sindicato bancario, en el que BBVA actuó como agente. El objetivo del acuerdo con el pool era la reestructuración de la deuda del grupo y sus sociedades por importe de 162 millones de euros. Este préstamo, según datos del propio grupo, tiene su vencimiento fijado para el 30 de junio de 2023.

En garantía del cumplimiento de las obligaciones firmadas en la refinanciación se otorgó por parte de Cupa un derecho real de hipoteca sobre determinadas concesiones mineras de su propiedad.  El contrato establece el cumplimiento de diversos ratios y obligaciones por parte de la sociedad, que los administradores aseguran cumplir durante los dos últimos años. 

Créditos de los socios

Los vencimientos de deuda a los que tuvo que hacer frente Cupa el año pasado ascendieron a 9,6 millones, y para el presente ejercicio, según la memoria de la compañía, se sitúan en 11,7 millones. Para el próximo año serán casi 12 millones. La compañía explica que "el crédito sindicado engloba la totalidad de deuda con entidades financieras de todas las empresas del grupo, pasando a ser Cupire Padesa la única sociedad con deuda bancaria". 

Los créditos de Cupa Group vienen de atrás. En 2006, NCG Corporación industrial, su socio, le concedió un préstamo participativo por importe de 20 millones de euros, con vencimiento el próximo año. En 2011 firmó otro crédito, por importe de otros 25 millones y plazo de devolución hasta 2018. En 2013 ambos préstamos pasaron aformar parte del contrato de refinanciación firmado con el pool bancario.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad