Cupa, Finsa, Inditex, Exlabesa, Bimba y Lola, Televés... todas pendientes del Brexit

stop

Las empresas gallegas con presencia en Reino Unido tienen mucho que perder en caso de que los ciudadanos decidan en la votación de hoy la salida del país de la Unión Europea

Bandera británica con el Big Ben al fondo | EFE

en A Coruña, 22 de junio de 2016 (22:37 CET)

Reino Unido afronta este jueves una votación crucial en la que está en juego su futuro como país, pero también el de su economía. Una hipotética respuesta masiva a favor del Brexit, es decir, a desligarse de la Unión Europea, supondría, según los expertos, una depreciación de la libra de entre un 10 y un 35% que afectaría, no sólo a las empresas locales, sino también a los intereses de sociedades extranjeras.

En el caso de Galicia, son unas cuantas las compañías que operan a través de filiales en las islas, como es el caso de Pharmamar. También las que tienen negocios. La firma de telecomunicaciones Televés (Televés UK) y la maderera Finsa (Finsa UK) son dos de las veteranas. Ambas acumulan más de 20 años trabajando al otro lado del Canal de la Mancha a través de sus filiales.

Sectores de peso

Precisamente, el comercio de madera es uno de los principales flujos entre ambos territorios. Lo es también la pizarra. De ahí que la empresa Cupa –en proceso de venta– sea una de las que más presencia tenga en Reino Unido, con dos sedes –una en Edimburgo y otra (Burton Roofing Merchants, de Cupa Burton Group) en Hull– y una decena de centros logístico.

Sin embargo, no es fácil encontrar empresas con centros de producción. Está por ejemplo la firma de aluminios Exlabesa, con sede en Padrón, que cuenta en la localidad de Doncaster con una factoría perteneciente a su filial británica Kaye Aluminium Ltd.

Plaza de moda

Resulta mucho más común encontrar oficinas y comercios. Abanca y Banco Pastor tienen sucursales en Londres, una ciudad que está tomada por las tiendas de moda. Adolfo Domínguez cuenta con un establecimiento en Covent Garden, pero le superan sus familiares de Bimba y Lola, con siete boutiques en la ciudad.

Aunque si alguien se lleva la palma en número, ése es Inditex. El grupo textil gallego extiende su red comercial por Reino Unido, pero no lo hace con todas sus firmas, ya que Oysho y Üterque todavía no están presentes. Sin embargo, puede presumir de superar los 100 establecimientos. El pasado 30 de abril contaba exactamente con 106, de los que 68 eran de Zara, su buque insignia.

Los Ortega, reyes del ladrillo

Pero el fundador del imperio textil, Amancio Ortega, tiene otro motivo de preocupación con el brexit al margen del textil. Se trata del ladrillo. La primer fortuna española maneja un patrimonio inmobiliario en Reino Unido que ronda los 2.000 millones de euros, una cantidad que puede reducirse drásticamente en caso de que triunfen los que se quieren desligar de Europa.

Sus últimas adquisiciones, el edificio Almack House de St.James y una manzana entera en la calle Oxford Street, le supusieron un desembolso cercano a los 900 millones de euros. Las propiedades británicas las controla a través de Pontegadea UK, una sociedad creada en 2013 con los activos ya existentes, entre los que figuraban el número 100 de Wood Street, por el que pagó 140 millones en 2006, un edificio de oficinas situado también en Oxford Street, adquirido en 2011 por 220 millones, y Devonshire House, una residencia señorial que compró por 450 millones de euros. Completa la lista la sede de la empresa Río Tinto, que sumó a sus propiedades en 2014 tras abonar 338 millones.

Su hija Sandra también tiene un motivo de preocupación en Londres, y también inmobiliario. Se trata de una propiedad que gestiona a través de Rosp Corunna: el lujoso Hotel Bulgari, situado en pleno corazón de la ciudad, muy cerca de los célebres almacenes Harrod's, y que fue, como la mayor parte de su patrimonio, una herencia de su madre, Rosalía Mera.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad