Imagen de una junta general ordinaria de MC Mutual / MC Mutual

Cuentas desliza que una auditora gallega daba trato de favor a mutuas

El Tribunal de Cuentas ve “indicios” de incompatibilidad y falta de independencia en las auditorías de una firma ourensana para cuatro filiales de mutuas

El Tribunal de Cuentas sospecha que una auditora gallega realizó trabajos para cuatro mutuas en posible situación de incompatibilidad y sin la independencia que exige la Ley de Auditoría de Cuentas. Así lo plasma en un informe de fiscalización sobre la actividad de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social en el que chequea el cumplimiento de las mutuas en la venta de filiales de servicios de prevención. Cuentas pone el foco sobre López R. Auditores, una sociedad con sede en Ourense actualmente inactiva, pero en su momento capitaneada por Alberto Jesús López Rodríguez.

Como explicó este medio, el informe advertía de una posible situación de conflicto de interés en el trabajo de la auditora al chequear los números de Mugatra, la sociedad de prevención que Mutua Gallega vendió al presidente del Celta, Carlos Mouriño. Pero no se queda ahí y muestra sus sospechas sobre las auditorías a otras cuatro sociedades de prevención: Previs, SP de Nueva Activa, MC SPA y EyG Salud.

Relación entre el auditor y el valorador

El documento apunta a “indicios” de una vinculación entre la persona que emitió el informe de valoración –un requisito legal-- de las cuatro sociedades de prevención entre 2013 y 2015 y la auditora de las mismas, López R. Auditores. El Tribunal de Cuentas se basa en que el informe de valoración es idéntico en “formato, estructura, texto y ordenación de los párrafos” al que hizo la auditora ourensana para otra filial de prevención de una mutua, en este caso, Aspy.

Además, añade el informe, “llama la atención la circunstancia de que estas cuatro mutuas hayan solicitado los servicios de valoración de una profesional colegiada en un ámbito geográfico (provincia de Ourense) muy alejado en algunos casos del ámbito de implantación territorial de las mismas (Baleares, Cataluña, Madrid o el resto del territorio nacional), a su vez coincidente con el lugar donde tiene su domicilio social la empresa auditora (la separación entre los domicilios sociales de la auditora y la valoradora es de apenas unos cientos de metros)”. Dicho de otra manera, la valoradora era también de Ourense y tenía domicilio a cien metros de la sede de López R. Auditores.

Esto hace pensar al organismo fiscalizador en una relación de colaboración y, por tanto, una causa de incompatibilidad respecto a la normativa de auditoría de cuentas por la existencia de una “red” entre valoradora y auditora.

Además, añade que el propio Instituto de la Seguridad Social advirtió al respecto de dos de los informes de valoración, el de MC SPA y EyG Salud, que “no existe certificado o declaración alguna en la que se constate que Ia valoradora cuenta con los conocimientos y medios suficientes para realizar la valoración”.

Enfado de Egarsat

Estos comentarios de Cuentas molestaron a Egarsat, una de las mutuas afectadas. En su escrito de alegaciones asegura que escogió auditora y valoradora para su sociedad de prevención basándose en la experiencia de los profesionales y pidió sin éxito que se retirara uno de los comentarios realizados por el Tribunal.

“Decir que ‘llama la atención la circunstancia de que cuatro mutuas hayan solicitado los servicios de valoración de una profesional colegiada en un ámbito geográfico muy alejado en algunos casos del ámbito de implantación territorial de las mismas, a su vez coincidente con el lugar donde tiene su domicilio social la empresa auditora’ nos parecen suposiciones que deben suprimirse porque no se constata ningún incumplimiento de la normativa en vigor”, asevera en su escrito.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad