Salvador Alemany está ya en su cuenta atrás como presidente de Abertis. EFE/ Fernando Alvarado

Cuenta atrás en Abertis: un mes para la salida de La Caixa

stop

La opa sobre Abertis culmina el 8 de mayo y se espera que en diez días más, ACS y Atlantia tomen el control de la concesionaria española

en Barcelona, 18 de abril de 2018 (06:15 CET)

La Caixa le quedan 30 días para dar carpetazo a más de 30 años controlando la mayoría de autopistas de Cataluña y también del resto de España. En un mes, el 18 de mayo, se espera que ACS y Atlantia tomen el control de Abertis y Florentino Pérez y Giovanni Castellucci releven a Isidro Fainé como reyes de los peajes del país y de medio mundo.

Abertis celebró este lunes por la tarde el consejo de administración en el que debía pronunciarse sobre la opa conjunta de Hochtief, ACS y Atlantia. La calificó de positiva por un precio, 18,36 euros por acción, el 33% por encima de la media de los últimos seis meses previos a las opas.

Todos los miembros del consejo que son accionistas declararon que venderán sus títulos, entre ellos los de Criteria. El holding de La Caixa controla todavía el 21,55% de Abertis, por lo que se embolsará más de 3.900 millones de euros con la operación, rentable a nivel económico pero que resta mucha influencia al grupo catalán. Ahora, Fainé tiene el reto de reinvertirlos para asegurarse dividendos y recuperar presencia empresarial.

Abertis abandonará el IBEX el 9 de mayo y el 18 ya será propiedad de Atlantia y ACS

El informe del consejo de administración de Abertis es el último formalismo que debía vencerse antes de finalizar el plazo de aceptación de la opa. Este periodo termina el 8 de mayo, y el éxito está casi asegurado después del sí quiero de La Caixa. Además, se prevé que todos los fondos acepten la oferta, pues venderán con importantes plusvalías y los compradores excluirán a la concesionaria de bolsa.

Cuando finalice el periodo de aceptación, está previsto que Abertis tarde unos diez días en cambiar de manos, algo que podría suceder el 18 de mayo. Lo inmediato es su exclusión de cotización el 9 de mayo, al día siguiente del fin de la oferta. Entonces, las entidades encargadas de la opa tendrán que comunicar a la CNMV el grado de aceptación, que también se comunicará a las compañías afectadas y, finalmente, se anunciará vía hecho relevante.

Será entonces cuando ya se podrá liquidar la opa: es decir, que la nueva sociedad constituida por Atlantia (50% más una acción), ACS (30%) y Hochtief (20% menos una acción) pasará a ser propietaria de la mayoría de Abertis –el porcentaje variará en función del grado de aceptación–. Si pasa a controlar más del 90%, se plantean pedir la venta forzosa. Es decir, comprar las acciones que no han acudido a la opa por el mismo precio. Así, lograría el 100%.

Salvador Alemany abandonará la presidencia de Abertis pero José Aljaro podría seguir tras la entrada de ACS y Atlantia

La liquidación de la opa será también el pistoletazo de salida para el traspaso del 29,9% de Cellnex a la familia Benetton. Florentino Pérez y Giovanni Castellucci acordaron que la compañía italiana hiciera lo que considerara oportuno con las acciones de la compañía de infraestructuras de telecomunicaciones, y pactó venderla a la familia Benetton, que también controla Atlantia. Como este lunes no había una oferta mejor por Cellnex, pasará a manos italianas. Tienen dos meses para hacer esta venta.

También empezarán los últimos días de Salvador Alemany como presidente de Abertis. Se prevé que no siga, aunque no está confirmado, pero Alemany es un hombre de La Caixa. En cambio, sí podría seguir José Aljaro, director ejecutivo desde la salida de Francisco Reynés, al menos como figura de transición. Estos cambios deberán hacerse en un consejo de administración que se convocará a partir del 18 de mayo y que no se retrasará demasiado.

La Caixa, 32 años guardando los peajes

Este es el calendario de las semanas que terminarán con más de 30 años de La Caixa con los peajes. Abertis se creó en 2003, tras la fusión de varias concesionarias, entre las que destacaban Acesa, controlada por La Caixa, y Aurea, de Dragados, entonces presidida por Florentino Pérez. Su primer presidente fue Isidro Fainé, con el ahora presidente, Salvador Alemany, de consejero delegado.

Pero la historia de La Caixa con los peajes viene de lejos. En 1986, el grupo, entonces dirigido por Josep Vilarasau, compró Acesa, compañía que 20 años atrás había puesto los primeros peajes de España, en la llamada Autopista del Maresme, que unía Barcelona y Mataró.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad