Cuatro empresas gallegas preparan su salida al MAB

stop

Cabomar Congelados, Genesal y la ourensana Rodríguez López Auto se suman a Nanogap y analizan su salto al Mercado Alternativo Bursátil

Responsables de Cabomar en Conxemar junto a Núñez Feijóo

en A Coruña, 12 de marzo de 2015 (01:11 CET)

Al menos cuatro empresas gallegas mantienen avanzados análisis y gestiones para comenzar a cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), la bolsa para empresas emergentes. Superada la crisis de Gowex, y una vez las aguas vuelven a bajar por sus cauces ordinarios en la bolsa alternativa, son cada vez más las compañías que analizan la viabilidad de financiarse por esta vía. Entre ellas, al menos cuatro gallegas, aunque fuentes relacionadas con el propio MAB estiman que, de largo, pueden sobrepasar la media docena las empresas de capital gallego que se inclinan por esta vía, con un horizonte bursátil, el de 2015, mucho más despejado.   

Entre las empresas gallegas que, en distintas fases, están valorando y estudiando seguir los pasos de Altia, Lumar, Euroespes y Comcenter y debutar en el MAB se encuentra Cabomar Congelados, con sede en el puerto de Marín. Liderada por Enrique Freire, de una histórica familia de la conserva de Vigo, Cabomar es una empresa que engloba toda una gama de servicios frigoríficos y de fabricación destinados a almacenar, elaborar y comercializar productos congelados. Dispone, dentro de su grupo, de fábricas y barcos de pesca en distintos caladeros internacionales. Cuenta con varias marcas, entre ellas Marnatura y Marnatura Vida, y ha estado participada por capital italiano, en concreto, por el grupo Panapesca. La familia ha recuperado el control total de la firma.

De las ambulancias a los generadores

Otra de las medianas empresas gallegas que mira al MAB con algo más que atención es el fabricante de ambulancias ourensano Rodríguez López Auto. La compañía, de capital familiar y fundada hace más de 40 años, produce casi todas las ambulancias especiales que circulan por España, una parte de los blindados del ejército y más de la mitad de los furgones antidisturbios, con patentes propias.

Hace 20 años dos de los hijos del fundador dieron el relevo a su padre y continuaron con la actividad y especializaron la empresa en vehículos "con valor añadido".  La empresa factura una media anual de 15 millones de euros, y de ellos destina medio millón a I D cada año. Para ese trabajo un equipo especializado cuenta con las aportaciones de laboratorios externos como el del Centro Tecnológico de Automoción de Vigo o el de Biomecánica y Ergonomía de la universidad de Valencia.

Otra de las firmas que apunta al MAB, según fuente de los asesores de este mercado, es Genesal. Se trata de una compañía con sede en el polígono coruñés de Bergondo que se dedica a la fabricación de grupos electrógenos, con gran presencia en mercados internacionales.

Los principales mercados destino de las exportaciones de Genesal, fundada en 1994, están en Europa, Latinoamérica y Oriente Medio. Genesal desarrolla su negocio en tres líneas principales: ingeniería personalizada, fabricación de equipos y mantenimiento posterior. En 2011 creó un centro tecnológico propio. La compañía ha contado con el apoyo del Igape en varias de sus iniciativas.

Las bazas de Nanogap

En los últimos años, han sido varias las ocasiones en que Nanogap ha analizado su salida al MAB en busca de financiación. De acuerdo con fuentes del grupo de asesores, Nanogap tiene en mente al mercado alternativo como un escalón más en su proceso de crecimiento. La firma desarrolla y produce nanopartículas, nanofibras, con aplicación en varios sectores, aunque actualmente más enfocados en el área de la conductividad.

La empresa cerró el año pasado una ronda de financiación, por valor de 2,2 millones de euros, lo que hizo que sus gestores se replanteasen el calendario de su salto al MAB. La operación, liderada por Caixa Capital Risc, gestora de capital riesgo de Caixabank, se suma a anteriores desembolsos realizados por los socios de la compañía: Unirisco Galicia, Uninvest y la sociedad de capital riesgo Xesgalicia, a través del Fondo I2C.

Nanogap surgió  en el seno de un grupo de investigación de la Universidade de Santiago, codirigido por los catedráticos  Arturo López Quintela y José Rivas Rey, se constituyó como empresa en 2006 y tiene protegida su tecnología con once patentes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad