Cuatro artículos del consejo de Iberdrola señalan la puerta a Acebes

stop

El ex secretario general del PP, imputado en el 'caso Bárcenas', gana 317.000 euros al año en la eléctrica y su mandato dura hasta 2016

Acebes, tras Galán en la junta de accionistas de 2013

21 de octubre de 2014 (19:55 CET)

Si el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, quisiera despedir a Ángel Acebes, imputado este martes en el caso Bárcenas, podría escudarse en cuatro artículos distintos del reglamento del consejo de administración. El punto 16/2-b es el que compromete en mayor medida el futuro del ex ministro de José María Aznar. Textualmente dice que se estudiará el cese “cuando por hechos o conductas imputables al consejero hubiere ocasionado un daño grave al patrimonio social o a la reputación de la sociedad”.

En esta tesis redundan los apartados c y h del mismo artículo, el 16. El primero de ellos dice, concretamente, que se debería activar la comisión de nombramientos –el órgano que también propone los ceses— “cuando [los consejeros] perdieran la honorabilidad, idoneidad, solvencia, competencia, disponibilidad o el compromiso con su función necesarios para ser consejero de la sociedad”. El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz sospecha que Acebes cometió un delito de apropiación indebida.

Caja b del PP

Según la investigación judicial, el ex secretario general del Partido Popular, acudió a la ampliación de capital del portal informativo Libertad Digital, bajo batuta del periodista Federico Jiménez Losantos, con dinero de la caja b del PP, que administraba el ex tesorero Luis Bárcenas (en prisión preventiva). El apartado h del artículo 16 del reglamento de Iberdrola hace, precisamente, referencia a la posibilidad de que alguno de sus consejeros incurra en comportamientos cuestionados por la justicia.

“Cuando la situación de las actividades que desarrolle el consejero, o de las sociedades que controle, directa o indirectamente, o de las personas físicas o jurídicas accionistas o vinculadas a cualquiera de ellas, o de la persona física representante del consejero persona jurídica, pudiera comprometer su idoneidad para el ejercicio del cargo”, se lee en ese párrafo de la documentación oficial. En un sentido similar se expresa el artículo 11/1. Iberdrola, aunque requerida por este diario, guarda silencio sobre la continuidad de Acebes.

Acebes, como Urdangarin

El reglamento del consejo deja, a pesar de la abundancia de artículos, abierta la posibilidad a la interpretación del consejo la decisión sobre cuándo apartar del órgano de gobierno a sus integrantes. En ninguno de ellos se menciona que sea causa de cese la imputación o cualquier otra condición judicial. Los antecedentes juegan a favor del político conservador. Sánchez Galán le mantuvo en 2012 cuando también fue imputado por el caso Bankia.

La situación de Acebes es similar, por tanto, a la de Iñaki Urdangarin en Telefónica. César Alierta echó al duque de Palma por su implicación en el caso Noos tras meses de investigación.

Negocio rentable

El puesto de consejero independiente supone ingresos importantes para Acebes. Percibe 317.000 euros al año. A su retribución base de 165.000 euros se añaden 62.000 en dietas y otros 88.000 como contraprestación por ser miembro de la comisión de auditoría, según el informe de retribución. Iberdrola le exige asistir a todas las reuniones del órgano de gobierno (hasta 11 al año) y a las juntas de accionistas. Por ahora, es el consejo más rentable por el que ha pasado Acebes. Antes de recalar en la eléctrica de Sánchez Galán, formaba parte de la Bankia de Rodrigo Rato. Allí percibía 245.000 anuales.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad