Cronología de un hundimiento

stop

La crisis de Pescanova arranca oficialmente el 28 de febrero, al no presentar las cuentas de 2012 en la CNMV. El desenlace todavía no está próximo

18 de julio de 2013 (00:15 CET)

La dimisión de Manuel Fernández de Sousa de la presidencia de Pescanova no marca el final de la crisis de la pesquera. Es un hecho destacado pero no garantiza el final de la tormenta. Desde que en febrero la compañía anunció a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que no presentaría sus cuentas de 2012 y hasta este miércoles 17 de julio, día en el que Fernández de Sousa abandonó la presidencia de la compañía han pasado infinidad de cosas. No obstante, ya antes de la fecha oficial en el que arranca el declive de la segunda empresa más grande de Galicia, distintos movimientos accionariales hacían presagiar el conflicto. Esta es la cronología de un hundimiento


24 de enero de 2013: El control de Pescanova, en el aire por las compras de accionistas y fondos de inversión. Así titula Economía Digital una noticia que sería el preludio de la crisis real de la compañía.

28 de febrero: Pescanova anuncia a la CNMV que no presentará sus cuentas anuales antes del 1 de marzo, el plazo marcado por la ley. Esa jornada la acción cierra a 17,40 euros.

1 de marzo: Pescanova presenta preconcurso de acreedores y pide al supervisor que suspenda la cotización de la empresa. Asegura que no hay que temer por la renegociación de la deuda.

4 de marzo: La empresa vuelve a cotizar. El valor de sus acciones cae un 60% y los títulos cierran a 6,96 euros.

6 de marzo: Economía Digital publica que Fernández de Sousa abandonó la gestión de seis filiales de la compañía días antes del preconcurso de acreedores.

7 de marzo: Damm, de Demetrio Carceller, revela que ha pedido la celebración de un consejo extraordinario de administración. “La solicitud se basa en la responsabilidad ante una situación tan relevante”.

11 de marzo: La CNMV toma cartas en el asunto. Anuncia que investigará a Pescanova por posible “abuso de mercado”.

12 de marzo: Pescanova admite que pueden existir defectos en la contabilidad de su deuda. La CNMV toma la decisión de suspender la cotización de la pesquera. Houlihan Lokey, el banco contratado para negociar la refinanciación de la deuda, abandona el encargo.

14 de marzo: Primero de los consejos de administración de la compañía desde el inicio de la crisis. Se cierra en falso. No se aprueban las cuentas y Damm y Luxempart piden la revocación de Fernández de Sousa como presidente.

15 de marzo: Damm y Luxempart aseguran ante la CNMV que Fernández de Sousa mintió al comunicar que el consejo había aprobado por unanimidad el plan de reestructuración financiera.

4 de abril: Tras un nuevo consejo de administración de más de 12 horas, la compañía solicita entrar en concurso de acreedores.

8 de abril
: Pescafina, filial de Pescanova, solicita el preconcurso de acreedores, ante la “tensión” de tesorería.

15 de abril: Fernández de Sousa reconoce que controla la mitad del capital que declaró en Pescanova. Dos de sus sociedades vendieron acciones tres meses antes del concurso hasta dejar su participación al 7,45%. 

22 de abril: La CNMV remite a la Fiscalía el expediente abierto a Pescanova por posible uso de información privilegiada.

25 de abril: Un juzgado de Pontevedra declara el concurso de acreedores y aparta a Sousa de la dirección de la compañía para poner a la CNMV al frente. A su vez, el regulador nombra a Deloitte administrador concursal.

29 de abril: Fernández de Sousa arremete contra la CNMV mientras Deloitte aún no toma las riendas de la empresa. Acusa al juez de llevarla al caos y, sobre todo, reconoce una deuda de 3.000 millones.

6 de mayo: Deloitte comienza a negociar con los principales bancos acreedores. Se necesita una inyección que ronda los 60 millones de euros para gastos corrientes.

8 de mayo: Pescanova comunica la quiebra de su filial Pesca Chile.

16 de mayo: Anticorrupción pide a la Audiencia Nacional que impute a Fernández de Sousa, los consejeros Alfonso Paz-Andrade y José Antonio Pérez-Nievas, y al accionista José Alberto Barreras por uso de información privilegiada.

23 de mayo: El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz formaliza la acusación contra Fernández de Sousa, y los otros tres cargos de la compañía. Pide a la UDEF que investigue el patrimonio del presidente y sus familiares en el último año.

24 de mayo: Economía Digital adelanta que Deloitte ofrece a la banca la propia marca Pescanova como aval para el crédito urgente que precisa.

30 de mayo
: La Xunta de Galicia anuncia que inyectará cuatro millones en la pesquera como ayuda para el crédito urgente tras negarse a avalarla frente a la banca.

31 de mayo: La filial de Pescanova en Brasil, PescaBrasil, solicita también la entrada en concurso de acreedores.

4 de junio: The Royal Bank of Scotland (RBS) formalizó su salida de Pescanova vendiendo su deuda en la compañía a un fondo buitre.

7 de junio: La filial argentina de Pescanova también entra en concurso de acredores.

10 de junio: Primer consejo de Fernández de Sousa como imputado. Los consejeros díscolos vuelven a pedir su revocación, pero no sale adelante.

28 de junio: Deloitte firma, tras dos meses de negociaciones, un crédito de 56 millones con la banca acreedora.

3 de julio: El juez declara en concurso otra filial, Acuinova.

5 de julio: El juez Ruz también imputa al hijo y al hermano de Fernández de Sousa.

10 de julio: Deloitte da a conocer las bases del informe forense de KPMG sobre la gestión de Pescanova. Se revela un agujero de casi 1.000 millones. La cúpula de la compañía ideó prácticas para ocultar deuda, según la auditora.

16 de julio
: Economía Digital desgrana los secretos del forensic de KPMG. Fernández de Sousa autorizó pagos en B a intermediarios de Pescanova

17 de Julio: Fernández de Sousa pone punto y final a 37 años como presidente de Pescanova
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad