Stand de Isidro 1952 en la feria Conxemar

Crecen los líos en Isidro de la Cal: ¿Quién es el dueño?

El todavía administrador, Pablo García-Gascó, anuncia que el acuerdo de venta con García Martín se ha roto, mientras el entorno de este indica que es firme

La plantilla de Isidro 1952, la antigua Isidro de la Cal, ya no sabe qué pensar. A finales de la semana pasada, el, sobre el papel, aún administrador del grupo de transformación de pescado, Pablo García-Gascó, anunció la venta de la misma al empresario coruñés Carlos García Martín. Este llegó a presentarse a la plantilla y a hacer declaraciones en medios de comunicación confirmando tanto la compra como su intención de mantener todos los puestos de trabajo. No obstante, y según indican desde el sindicato CIG, este miércoles, García-Gascó trasladó a los representantes sindicales que daba por roto el acuerdo. Desde la central sindical explican que los trabajadores demandan información sobre qué va a pasar con su futuro ya que, en estos momentos, no saben si el ERE en marcha, que quedó paralizado durante diez días, se reactivará.

¿Qué pasa con el ERE?

El desconcierto de la plantilla se agrava ya que, según transmiten, García Martín, el nuevo dueño de Feca-Neón, asegura que el contrato ya está formalizado, por lo que no hay posibilidad de echarlo atrás. Los representantes de la plantilla también desconocen los términos del acuerdo que, la semana pasada, habrían alcanzado Gascó y García Martín.

Tal y como esta misma semana adelantó Economía Digital, el empresario coruñés fue condenado por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña a una pena de prisión de cuatro años y seis meses por un delito continuado de estafa. Al margen de este hecho, La Opinión de A Coruña, ha recogido las quejas de trabajadores de dos de sus negocios, Feca-Neón y Óptica Gallega que asegura que acumulan meses de impagos.

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad