Cosmos denuncia a vecinos de Vilavella por utilizar el agua del río para regar

stop

La cementera tiene la concesión administrativa del manantial para su cantera; las sanciones pueden llegar hasta los 10.000 euros

Impacto visual de la mina de Vilavella en el Camino de Santiago

A Coruña, 30 de enero de 2015 (21:18 CET)

Persiste la tensión en Triacastela, el ayuntamiento lucense donde Cementos Cosmos saca caliza de la cantera de Vilavella, que originariamente se destinó a abastecer la planta de Oural, en Sarria. La explotación ha levantado polvareda al ubicarse en un tramo del Camino de Santiago, causando un fuerte impacto visual, y por levantarse sobre el yacimiento de Cova de Eirós. AGE llevó presuntas irregularidades en la concesión de la licencia de la cantera a la cementera al Parlamento, y Adega acudió directamente a la Fiscalía por los posibles daños causados en el yacimiento.

La tensión parece continuar y ahora es el Sindicato Labrego Galego quién muestra su indignación. Cementos Cosmos habría denunciado a vecinos de Vilavella por utilizar el agua del río Teixido en labores de regadío. La organización aporta como documentación una denuncia del Seprona y de la empresa contra un particular por "derivar las aguas del arroyo Teixido sin la concesión administrativa previa (…) para el riego". La sanción prevista asciende a un máximo de 10.000 euros por infracción leve. Cementos Cosmos tiene una concesión para el uso de las aguas en su cantera.


Expediente por obrar sin licencia


El Sindicato Labrego Galego lamenta la actitud del Ministerio de Agricultura y la Confederación Hidrográfica Miño-Sil por "privatizar" el río "a favor de Cementos Cosmos". "El río Teixido parece ser propiedad exclusiva de Cementos Cosmos por concesión administrativa, esa misma empresa que fue denunciada en varias ocasiones por destruir tramos de su lecho, por realizar sin autorización vertidos contaminantes en sus aguas, por usurpar el dominio público hidráulico o por hacer captaciones ilegales de manantiales, sin que, a día de hoy, fuese sancionada", critica el SLG.

La Confederación Hidrográfica abrió un expediente a la cementera en 2012 por "la ejecución, sin contar con la preceptiva autorización de este organismo de cuenca, de obras en la cantera situada sobre la Cova de Eirós, consistiendo en un ensanche y recrecido de un camino en la zona del río Teixido", como destapó el colectivo Salvemos Cabana con documentación oficial. La empresa se había comprometido, según manifestó a este medio, a reparar los daños y legalizar las obras, cumpliendo así con las exigencias de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil.

Servicios jurídicos para los denunciados

El Sindicato Labrego Galego se puso en contacto con los vecinos de Vilaveña para ofrecerle el apoyo de sus servicios jurídicos. Entiende que la actividad agraria implica un uso respetuoso y sostenible el río, "como se viene haciendo desde hace siglos". Por este motivo, ve una doble vara de medir en la Confederación Hidrográfica, el órgano ante el que se cursan las denuncias de este tipo, al no velar "por la conservación y el buen uso de los recursos hídricos".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad