Cosmos absorbe sus fábricas de Andalucía en pleno conflicto por la mina de Triacastela

stop

La cementera con sede en Vigo integra la sociedad que aglutina los activos de la compañía en el sur de España

Instalaciones de Cementos Cosmos en Triacastela | Salvemos Cabana

02 de septiembre de 2014 (21:51 CET)

La brasileña Votorantim, matriz de la cementera Cosmos y Corporación Noroeste, sigue adelante con el proceso iniciado para controlar buena parte de su negocio a través de Galicia. Si en mayo Votorantim Cimentos EAA Inversiones, sociedad creada en Vigo para dirigir los activos recibidos de la portuguesa Cimpor, absorbía la filial madrileña Votorantim Europe SL, en esta ocasión Cementos Cosmos SA, también con sede social en Pontevedra, se ha comido a Cementos Cosmos Sur SA.

Esta sociedad aglutinaba los activos de la cementera en Andalucía. En concreto, las dos plantas de cemento que posee en Córdoba y Niebla (Huelva) y una molienda situada también en la misma región. Las empresas fueron adquiridas en el año 2002.

Problemas en Galicia

Estaba previsto que con la junta general celebrada en Vigo este lunes, los accionistas diesen luz verde a este proceso de integración.

La operación se produce en un momento especialmente comprometido para Cosmos en Galicia debido a la respuesta social que ha generado la reactivación de su actividad en la mina de Vilavella, en Triacastela (Lugo).

Tanto el grupo parlamentario de Alternativa Galega de Esquerdas (AGE), como numerosas asociaciones en contra de la minería agresiva, sostienen que la actividad extractiva de la cementera en este enclave afecta gravemente a la Cova de Eirós, uno de los hallazgos de arte rupestre más importantes del Estado.

Denuncia al Consejo de Europa

Sostienen los opositores a la mina que dos terceras partes del yacimiento arqueológico están situados debajo de la cantera y de los terrenos de la concesión, por lo que el perímetro de separación de 50 metros alrededor de la cueva marcado por Cosmos no es efectivo.

Además, explican que la cantera genera un gran impacto visual sobre el tramo del Camino Francés que atraviesa la zona.

Esto ha llevado a la plataforma Salvemos Cabana a llevar la autorización administrativa de la explotación ante el Consejo de Europa. Consideran que la aprobación de la licencia en Triacastela vulnera tanto el Convenio Europeo para la Protección del Patrimonio Arqueológico como el Convenio Europeo del Paisaje.

Problemas en Andalucía


Cosmos también ha tenido problemas relacionados con el medio ambiente en las compañías andaluzas que ahora absorbe la sociedad gallega. Uno de los últimos conflictos tuvo lugar en la planta de Niebla. El Gobierno andaluz denegó la petición de modificar la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la cementera, que solicitó quemar residuos no peligrosos en sus instalaciones.

A raíz de la petición de Cosmos, se creó la plataforma ciudadana No a la coincineradora en Niebla, que convocó numerosas manifestaciones en contra del proyecto.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad