Cortizo, el rey del aluminio, bate su récord histórico de ventas

stop

La compañía de José Manuel Cortizo Soñora alcanza por primera vez las 55.600 toneladas producidas y los 338 millones de facturación

Fábrica de Cortizo en Padrón

A Coruña, 05 de febrero de 2015 (04:01 CET)

Desde Padrón, el empresario José Manuel Cortizo fue tejiendo el mayor imperio del aluminio de España. Llevava tiempo el grupo Cortizo, con presencia en 30 países, esperando la ansiada recuperación económica tras varios años a la baja. En 2014 el guión parece haber dado un vuelco y la empresa, envuelta en un ambicioso plan de expansión, ha vuelto a crecer hasta tocar techo. Cerró el año con 55.634 toneladas producidas, récord histórico, y con una facturación que alcanzó los 338 millones de euros.

Las cifras se incrementaron notablemente desde los 285 millones en ventas de 2013 y las 47.000 toneladas producidas aquel año. Cortizo no es un grupo demasiado proclive a los altibajos, pero en esta ocasión ha dado un salto importante que se ha visto reflejado también en el empleo, con 318 trabajadores más que en 2013, hasta los 1.613 empleados. Y también en la exportación, que ya supone el 74% de su negocio.

Apuesta ambiciosa

Cortizo acaba de poner en marcha su nueva fundición asturiana, aquella que compró a Kerkus por 3,4 millones de euros. La planta de Mieres necesitó otra inyección de 1,8 millones para su puesta a punto, en total, una inversión de 5,2 millones que acaba de comenzar a andar. No es baladí el hito. La compañía está completando una red logística y de distribución que le permita situarse entre las empresas más competitivas del mundo. Pero para eso, Cortizo Soñora ha tenido que rascarse el bolsillo.

En el último trimestre de 2014 se pusieron en marcha la planta de PVC y el almacén inteligente de Padrón, con una inversión próxima a los 17 millones de euros. La compañía calcula que, con estas infraestructuras, podrá atender más del 90% de los pedidos en un plazo máximo de 10 días, según reconoció a este medio. Estas marcas situarían a Cortizo como el más rápido de España y al nivel de los mejores centros de Europa.

A esto hay que sumar su apuesta por el PVC, con una fábrica con capacidad para producir 3.000 kilos a la hora. Es un mercado tradicionalmente controlado por empresas alemanas. Ahora, la compañía gallega entra de lleno en la batalla ofreciendo un servicio de producción y distribución integral y rápido.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad