Cortizo desembarca en nuevos negocios y se convierte en casero de grandes empresas

stop

José Manuel Cortizo crea Nelcort Investments 2016, que se centrará en operaciones de "lease back", arrendamientos financieros y promoción inmobiliaria

Planta de foliado de Cortizo en Padrón

en A Coruña, 30 de diciembre de 2016 (07:00 CET)

Es un negocio para grandes patrimonios, que solo puede ser abordado desde grupos con recursos financieros holgados. Lo hizo Amancio Ortega con numerosos inmuebles, tanto en España como en el extranjero, y también Luis Fernández Somoza tras la venta de Azkar. Se trata del lease back, negocio en el que ahora desembarca José Manuel Cortizo Soñora. 

El dueño de Aluminios Cortizo, una de las grandes y más discretas fortunas gallegas, entra de lleno en el arrendamiento financiero de inmuebles. El objetivo, convertirse en casero de grandes empresas a través operaciones inmobiliarias diseñadas para que las empresas pasen a ser inquilinos de sus propios inmuebles, tras la venta a un inversor, en este caso al Grupo Cortizo, y así obtienen liquidez en momentos de escasez de financiación bancaria. 

Una sociedad especializada

Para ello, el Grupo Cortizo ha constituido la firma Nelcort Investments 2016, una sociedad limitada cuyo administrador único es el propio José Manuel Cortizo, y que estará domiciliada en Rianxo, en el área de influencia del grupo del empresario padronés. 

Nelcort Investments se dedicará, al margen del  negocio del lease back y otras operaciones de arrendamiento, a la compraventa de terrenos e inmuebles y a la promoción inmobiliaria, según figura en las anotaciones del Registro Mercantil. 

Negocios patrimoniales

Básicamente, el sale & lease back es una operación en la que el propietario de un inmueble se lo vende a un inversor (que pasa a ser arrendador) con el compromiso de quedarse como arrendatario en el mismo en las condiciones de precio, renta, contrato y garantías negociadas por las partes. 

José Manuel Cortizo, al margen de un negocio ampliamente diversificado, entró hace unos años en otras áreas de actividad que requerían cuantiosas inversiones, a modo de productos financieros, en busca de altas rentabilidades y desgravaciones fiscales. Así fue como, de la mano del Santander Investment, desembarcó en el negocio de las navieras, constituyendo agrupaciones de interés económico para financiar la construcción de buques. Amancio Ortega, el fundador de Inditex, también desembarcó  en su día en este negocio, del que ambos han ido saliendo en los últimos años. 

Hemeroteca

Cortizo
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad