Rueda de prensa del presidente de Pharma Mar, José María Fernández de Sousa. EP.

Coronavirus: Pharma Mar se hace de oro con el fármaco vetado en Europa

Pharma Mar gana 130 millones en bolsa tras anunciar que tratará el coronavirus con Aplidin, fármaco aprobado en Australia y, por ahora, prohibido en la UE

Pharma Mar, la biofarmacéutica de José María Fernández de Sousa, se muestra imparable. Al contrario de lo que ocurre con la mayoría de las cotizadas, el coronavirus se ha convertido en un revulsivo para la compañía de origen gallego. Este martes, y tras anunciar que en un mes sabrá si uno de sus medicamentos es válido en la lucha contra el brote originado en Wuhan, la firma cerraba la sesión en el mercado contínuo liderando las subidas en la bolsa española y con el precio de la acción disparada un 15,3% hasta los 4,39 euros. En tan solo 24 horas, su capitalización bursátil se incrementó casi 130 millones, situándose en 977,4 millones de euros.

Pero, ¿por qué este repunte? Pharma Mar acumula en lo que va de año una revalorización en bolsa del 23,14% y sus títulos se mantienen al alza a pesar de que cerró 2019 con pérdidas consolidadas por encima de los 11,4 millones de euros. No obstante, las buenas previsiones de la compañía pueden más que los números rojos y, además, la multinacional se está convirtiendo en un referente a nivel mundial en la lucha contra el coronavirus, por lo menos en lo que a anuncios se refiere.

Un fármaco que castigó en bolsa a Pharma Mar

Si en enero la compañía anunció que trabajaba en la puesta en marcha de un kit para detectar la enfermedad (discriminándola así de otras con patologías similares, como puede ser la neumonía), este martes, en la rueda de prensa de presentación de los resultados correspondientes a 2019, Fernández de Sousa explicó que estudian una cura para el coronavirus a través del medicamento Aplidin, un fármaco antitumoral de origen marino al que, curiosamente, se le denegó la autorización de comercialización para uso humano en Europa en 2017. 

A finales de ese año, el Comité Europeo de Medicamentos de Uso Humano emitió una opinión en contra de la solicitud de comercialización en Europa del Aplidin, un fármaco destinado principalmente al tratamiento de pacientes con mieloma múltiple en recaída, en combinación con dexametasona. Esa valoración (que, en aquella altura, hundió a Pharma Mar en bolsa) fue luego ratificada por la Comisión Europea, organismo encargado de emitir la decisión final. 

El año del Aplidin, a la espera de Luxemburgo

La decisión fue criticada por la compañía farmacéutica, que llegó a llevar a la Comisión Europea ante el Tribunal General de la UE. Antes del brote de Wuham, Pharma Mar ya preveía que este medicamento podía tener 'su año' en 2020 por varias razones recogidas en la memoria incluida en su cuenta de resultados de 2019. En primer lugar, porque la compañía cree que podrá comenzar a comercializar a finales de año el Aplidin en “Australia, Nueva Zelanda y otros países del sudeste asiático” donde sí cuenta ya con todas las autorizaciones y, en segundo, porque está previsto que este mes de marzo se celebre la vista oral del recurso presentado ante el Tribunal de Luxemburgo. 

Ahora se abre una tercera vía para el Aplidin, quizás la más importante y es que, según explican desde Pharma Mar, por sus características, podría servir para combatir el coronavirus. Según comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la compañía se basa para su hipótesis en unas publicaciones científicas que demuestran que el virus (más exactamente su nucleoproteína N) necesita la proteína EF1A, presente en las células humanas infectadas por el virus, para reproducirse y propagarse dentro de ellas. El Aplidin bloquería la proteína EF1A y “haría inviable la reproducción del virus dentro de la célula”. 

Procesos paralelos

En base a esta hipóteses, Pharma Mar tiene previsto realizar las correspondientes pruebas de confirmación en laboratorio durante el próximo mes. “En caso de obtener resultados que la confirmen, estos se trasladarían a las autoridades regulatorias competentes para decidir sobre los siguientes pasos a realizar, con el fin de continuar con el desarrollo en esta indicación”, explica la firma, que apunta que, de salir todo según lo previsto, solicitará tanto a la Agencia Europea del Medicamento (EMA) como a la de Estados Unidos (FDA, en sus siglas en inglés) que aplique el denominado fast track, lo que es lo mismo, un registro rápido para que el fármaco pueda comercializarse de inmediato contra el coronavirus. “Tenemos altas expectativas”, indicaba este martes Fernández de Sousa. 

Pero, ¿el hecho de que el Aplidin no esté autorizado en Europa puede suponer una piedra en el camino de Pharma Mar? Fuentes de la compañía manifiestan a este medio que se trata de dos procesos paralelos y que esperan que, al margen de los estudios del coronavirus, el veto sea levantando, teniendo en cuenta su comercialización en otros territorios.

Referente a nivel mundial

Lo cierto es que, en tan solo una jornada y con el anuncio del estudio que lleva a cabo, Pharma Mar se ha posicionado en la vanguardia global de la lucha contra el coronavirus. Existen ya experiencias de compañías que están desarrollando vacunas preventivas contra el coronavirus, si bien, el número se reduce si de lo que hablamos es de lo que pretende la firma española: poner en el mercado un medicamento antiviral, que pueda combatir el virus en una persona ya infectada. 

En EEUU existe un caso similar al de Pharma Mar: se trata de la compañía Moderna Inc. que cotiza en el Nasdaq y que también acumula éxitos ligados al coronavirus. Esta farmacéutica, no obstante, trata de desarrollar una vacuna preventiva. El pasado día 24 de febrero envío un lote de sus primeras vacunas al Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas en Bethesda, en Maryland, donde comenzaron a realizarse pruebas. Ese día su cotización se disparó un 13,5%, hasta situarse en los 21,36 dólares por acción. La multinacional informó de su pretensión de iniciar a finales del mes de abril un ensayo clínico con entre 20 y 25 voluntarios sanos, probando si dos dosis de la vacuna son seguras e inducen una respuesta inmune que proteja contra la infección. Aunque esta última jornada sus acciones caían un 6,59%, el ascenso de sus títulos se prolongó desde el anuncio, ya que el título cotiza a 27,91 dólares. En lo que va de año el precio de sus acciones ha aumentado un 45%.

Un artículo de C. Díaz Pardo

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad