Factoría de PSA en Vigo. E.P.

Golpe a las auxiliares de PSA: 4.500 empleados a casa en un solo día

Más de una docena de proveedores de PSA-Vigo negocian ERTEs para hacer frente a la sequía de pedidos tras el 'apagón' temporal en la planta de Balaídos

La factoría de PSA en Vigo inicia este miércoles su primera jornada completa sin actividad. El parón de la planta no solo deja sin carga de trabajo a sus 7.000 operarios, sino también a todo el ecosistema de empresas que giran en torno a Balaídos y que ahora pierden, de manera temporal, a su principal cliente.

Auxiliares y proveedores de la automoción de todo el sur de Galicia (provincias de Pontevedra y Ourense) se han visto obligadas a paralizar su actividad y ya dan los primeros pasos para engrosar la lista de empresas gallegas que han presentado algún expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). En total son más de una docena de firmas del sector de la automoción y preparan un ajuste laboral para buena parte de los 4.500 empleados que componen su plantilla.

El mayor proveedor de capital gallego

Si ayer eran Adolfo Domínguez y Bimba y Lola las que anunciaban sendos ajustes laborales de manera temporal para más de 1.500 trabajadores, este miércoles son al menos una docena de empresas de la automoción gallega las que comenzarán a negociar ahora sus ERTE.

Entre estas compañías, que acaparan casi un tercio de los cerca de 15.000 empleos que existen entre proveedores y auxiliares de la automoción en Galicia, figura la propia Copo Ibérica. El fabricante de rellenos de asientos, el mayor proveedor de capital gallego de PSA-Vigo, tiene su producción parada y se encuentra negociando un ERTE para parte de los 1.500 empleados con los que cuenta el grupo, que tiene su cuartel general en Mos.

Las grandes de la automoción viguesa

Los ajustes temporales de empleo mientras no amaina la tormenta del coronavirus afectan también a Benteler, que cuenta con 550 trabajadores en su factoría de Valladares, así como a una de las empresas cuya relación con PSA va más allá de lo comercial. Se trata de Faurecia, participada al 46% por el grupo galo, y que prepara un ERTE para sus filiales Faurecia Asientos y Faurecia Escapes, que suman medio millar de empleados en el área de VIgo.

Gestamp, que emplea a 450 trabajadores en Galicia para surtir de componentes metálicos a PSA, Akwel Vigo (fabricante de cierres de puertas con 380 trabajadores en el área de Vigo) Denso (290 trabajadores) o Lear Componentes (antigua Antolín Asientos, con 230 trabajadores) son otras de las empresas de la automoción viguesa que ultiman sus ERTE para hacer frente al apagón de PSA

Ajuste también en Ourense

Pero el ajuste de empleo no se ciñe exclusivamente a los proveedores de la automoción asentados en el área de Vigo (Vigo, Porriño y Mos, fundamentalmente). El reguero de ERTEs llega también a Pontevedra de la mano de Trèves (que cuenta con 150 empleados) y a Ourense.

En concreto, Hispaplasti o Megatech, con 230 y 100 empleados, respectivamente, inician la negociación de sendos ERTEs, como los que también ultiman Gaesa (100 empleados) o Incalplas (60 trabajadores) tras el efecto dominó generado por el cierre temporal de la planta de PSA en Vigo. 

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad