Tadashi Yanai, presidente de Fast Retailing, matriz de Uniqlo

El Covid dispara al Zara japonés: Uniqlo vale casi tanto como Inditex

Uniqlo rebota un 13% en bolsa en 2020 gracias a la recuperación económica en China y Japón y se queda a solo 3.000 millones de Inditex por capitalización

Uniqlo recorta hasta mínimos históricos su distancia con Inditex para hacerse con el trono de la moda. Fast Retailing, matriz del conocido popularmente como Zara japonés, se dispara un 13% en bolsa en un 2020 marcado por la crisis del coronavirus y ya se sitúa a apenas 3.133 millones de euros de superar a la multinacional con sede en Arteixo.

Y es que la capitalización bursátil de Fast Retailing ya se eleva hasta el equivalente a los 63.470 millones de euros después de que sus acciones cerrasen la sesión bursátil del viernes en el nivel de los 73.120 yenes. De esta forma, el valor bursátil del gigante japonés se aproxima a los 66.603 millones de euros que marcaba Inditex al cierre de la sesión del jueves. Este gap de 3.133 millones de euros es ya 13 veces inferior al de 40.840 millones que separaba a ambas compañías en el parqué al cierre del pasado mes de diciembre, cuando Inditex capitalizaba 96.550 millones de euros y Fast Retailing, 55.700 millones.

El contraste entre Asia y Europa, clave

La escalada de Fast Retailing se produce en un momento marcado por la crisis del Covid-19 que, en estos momentos, está golpeando con mayor intensidad a las economías europeas que a las asiáticas. Tanto es así que el propio Fondo Monetario Internacional (FMI) vaticina que China será el único de los países desarrollados que logre un crecimiento de su producto interior bruto (PIB) en este 2020 (del 1,9%), mientras que Japón, pese a caer en la recesión, sufrirá un descenso del PIB del 5,3%, la mitad que el 10,6% esperado para Italia, el 9,8% que se prevé para Francia o el desplome del 12,8% que sufrirá España.

Este mejor comportamiento de las dos principales economías asiáticas da alas a Uniqlo. La firma sufrió mayores caídas en bolsa que Inditex entre los meses de marzo y abril por su mayor exposición a China y Japón, pero ha logrado dar un giro de 180 grados a su situación gracias, precisamente, a tener en estos países sus dos principales mercados. En concreto, el denominado Zara japonés cuenta con 814 tiendas en Japón y otras 782 en China, representando así el 72,6% de una red comercial que roza los 2.200 establecimientos en todo el mundo (cuatro en España), lo que le ha permitido no solo blindar su cuenta de resultados sino también encontrar ventajas frente a sus rivales. “La pandemia es una crisis global, pero para nosotros se ha convertido en un punto de inflexión”, llegó a asegurar durante una reciente rueda de prensa el presidente de Fast Retailing, Tadashi Yanai, que, también desveló su apuesta para elevar hasta las 3.000 el número de tiendas que el grupo espera llegar operar en China.

Pese a que el gigante asiático tuvo tuvo en Wuhan la zona cero del coronavirus, el país vive ahora instalado en la nueva normalidad, alejado de las restricciones que ya se han impuesto en medio mundo, lo que ha permitido que las compañías allí presentes logren mantener sus ritmos de venta. En el caso de Uniqlo, además de mantener su actividad comercial, ha podido continuar con su hoja de ruta en lo relativo a aperturas. El diario japonés Nikkei ha revelado que la cadena japonesa ha abierto una media de siete establecimientos al mes en China desde el pasado mes de junio.

Su facturación cae la mitad que Inditex

Este mejor comportamiento del mejor asiático respecto al europeo se materializa en que la caída de ventas de Fast Retailing es la mitad que la del grupo Inditex. La firma nipona dio carpetazo en agosto a su ejercicio fiscal 2020 con una facturación de unos 16.470 millones de euros y unos beneficios de 740 millones, lo que supone un retroceso del 12,3% y el 44,42% respecto al año 2019.

La caída de ingresos es casi la mitad respecto a la que los analistas vaticinan para Inditex. El consenso de mercado prevé que la compañía fundada por Amancio Ortega finalice el ejercicio con una facturación de 21.752 millones de euros, lo que supone un retroceso del 23,1% respecto a los 28.286 millones de euros cosechados en 2019, y un beneficio neto de 1.468 millones de euros, menos de la mitad que los 3.639 millones alcanzados el año anterior. Además, de cara al ejercicio fiscal 2021, Fast Retailing logrará casi igualar su facturación preCovid (18.660 millones de euros frente a los 18.780 millones de 2019), mientras que Inditex se quedará, según los cálculos de los expertos, en los 26.230 millones de euros (un 7,3% por debajo de los niveles alcanzados en 2019).

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad