Coristanco pide a la Xunta que paralice los derechos de Mineira de Corcoesto

stop

MINERÍA EN GALICIA

Cartel en Coristanco de los opositores a la mina

A Coruña, 28 de enero de 2015 (16:21 CET)

Mineira de Corcoesto ha vuelto a saltar a la palestra. Primero porque reclama en los tribunales a la Xunta 20 millones de euros, en concepto de perjuicios después de que la administración gallega tumbase su proyecto de abrir una mina de oro a cielo abierto en Cabana de Bergantiños. Segundo, porque Sacyr ha desembarcado en Galicia y busca explotaciones paralizadas de oro y wolframio. Pero hay más novedades. El pleno del ayuntamiento de Coristanco ha aprobado este miércoles, por unanimidad, pedir a la Xunta que dé por "caducados" los derechos de la filial de la canadiense Edgewater.

El hecho llama la atención ya que el Gobierno local de Coristanco está gobernado por el PP, al igual que el municipio de Cabana de Bergantiños, donde por contra, su alcalde siempre se ha mostrado favorable a la mina.

El PP de Coristanco ha apoyado una moción de la oposición que solicitaba instar al Ejecutivo gallego a decretar la caducidad de cualquier derecho que la empresa pudiese tener en Corcoesto.

Agricultores en peligro

La reconocida tradición de Coristanco en cuando a industria agrícola es uno de os factores que más ha pesado a la hora de explicitar su rechazo unánime a la mina. De hecho, la plataforma Salvemos Cabana, ya alertó de este tema antes de que el proyecto de Edgewater quedase paralizado.

La patata de Coristanco, que cuenta con Indicación Xeográfica Protexida da Pataca de Galicia, podría verse afectada en caso de la implantación de un explotación minera a cielo abierto en las inmediaciones del ayuntamiento.

"Nos preocupa especialmente la contaminación de aire, aguas y suelos que puede traer la instalación de una mina a cielo abierto de más de 700 hectáreas de superficie a una zona directamente afectada por el proyecto, pues dentro del municipio de Coristanco, la compañía canadiense Edgewater prevee la instalación de la escombrera y una de las balsas de residuos", apuntaba entonces Salvemos Cabana.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad