Coren suspende pagos en la planta de purines que creó con Caixa Galicia

stop

La reforma eléctrica se lleva por delante a Gallega de Residuos Ganaderos, que entra en concurso por la pérdida de incentivos a la cogeneración

R. Rodríguez

El ministro Arias Cañete (drch) en la factoría de Coren con Manuel Gómez Franqueira detrás | EFE
El ministro Arias Cañete (drch) en la factoría de Coren con Manuel Gómez Franqueira detrás | EFE

en A Coruña, 26 de enero de 2016 (05:17 CET)

Todo son malas noticias para Gallega de Residuos Ganaderos, aquel proyecto pionero que había levantado Coren en colaboración con la Caixa Galicia de José Luis Méndez. Una inversión de 20 millones puso en marcha la planta de Sarreaus, dedicada a procesar residuos para su aprovechamiento como abono y energía limpia. Fue la primera planta de purines de Galicia, siguiendo el innovador modelo que se había desarrollado antes en Dinamarca o Italia.

Pero a la prometedora iniciativa, como a tantas otras, le sobró la reforma eléctrica, que penalizó a la cogeneración y la dejó casi a dos velas, con sus ingresos muy mermados. Coren decidió echar el cierre a un proyecto que había tenido en su consejo a Yago Méndez Pascual, hijo de José Luis Méndez, como representante de Novagalicia; y que ahora estaba bajo el paraguas de Coren Agroindustrial.

El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Ourense comunicaba la entrada en concurso voluntario de acreedores de la empresa el pasado día 20. La sociedad había realizado previamente operaciones de saneamiento, en concreto, una reducción de capital de 3,94 millones para "restablecer el equilibrio entre el capital social y el patrimonio neto de la Sociedad disminuido por consecuencia de pérdidas".
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad