Protesta de los trabajadores de Frigolouro por la situación de los "falsos autónomos" que trabajaban para Coren / CIG

Coren se la juega en su litigio por contratar 'falsos autónomos'

La cooperativa ourensana evita realizar provisiones para hacer frente a los más de 30 millones de euros que la Seguridad Social le reclama

El grupo Coren ha cerrado a medias su conflicto por los falsos autónomos de Servicarne. La firma capitaneada por Manuel Gómez-Franqueira incorporó en verano de 2018 a 1.100 autónomos de la cooperativa catalana y aportado un aval bancario de casi cuatro millones de euros a la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) por las cotizaciones sociales que el organismo dependiente del Ministerio de Empleo consideraba que debería haber abonado desde nueve meses antes: noviembre de 2017.

La factura de la cooperativa ourensana a cuenta de los autónomos de Servicarne podría elevarse todavía en 30 millones de euros más en el caso de que naufrague en su batalla contra la Seguridad Social en la que no contempla la derrota.

Coren esquiva las provisiones

La cooperativa ourensana se ha inclinado por no provisionar en sus cuentas ni un solo euro de los 30 millones de euros por la queTesorería General de la Seguridad Social le ha abierto un acta de liquidación provisional y por el cual la reclama también las cuotas sociales de entre noviembre de 2013 al mismo mes de 2017.

“La sociedad no ha realizado ninguna provisión, ya que estima que del litigio no se derivará riesgo alguno, en base a sus conocimientos y a las alegaciones aportadas por el despacho de abogados que actualmente asesora a la sociedad”, defiende la compañía en su propia memoria anual.

El reparto por sociedades

De los 30 millones de euros que la Seguridad Social reclama al que junto a Nueva Pescanova es el mayor grupo alimentario gallego, 18,08 millones de euros se corresponden a los pagos que tendría que realizar la propia Coren por la integración de estos trabajadores a su centro ourensano.

Otros 4,77 millones corren a cargo de la lucense Novafrigsa, mientras que los 7,2 millones de euros restantes se corresponden a la sociedad porriñesa Frigolouro.

Coren recurre

Coren decide no provisionar para hacer frente a estos litigios al entender que los tribunales darán le darán la razón a los recursos que ha presentado. La compañía recibió el acta de liquidación de la Seguridad Social en la que se cifraba en 30 millones el impacto económico de esta decisión, pero hasta ahora no ha tenido que desembolsar cantidad alguna al encontrarse el proceso suspendido en vía administrativa.

Por el contrario, Coren sí que ha elevado hasta el Tribunal Superior de Justicia de Galicia su recurso contencioso por la resolución del alta de oficio de los antiguos autónomos de Servicarne. La Seguridad Social ha cuantificado en 3,08 y 0,8 millones de euros el coste extra al que tendría que hacer frente respectivamente Coren y Novafrigsa para abonar las cotizaciones sociales de estos trabajadores desde noviembre del 2017. La cooperativa ourensana decidió recurrir la sentencia del Juzgado de lo Contencioso pese a que este había decidido suspender la resolución si la firma proporcionaba un aval bancario como garantía.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad