Manuel Gómez Franqueira, consejero delegado de Coren, junto a núñez Feijóo en una visita a las instalaciones de la empresa en Friol/Coren

Coren elevará un 30% su plantilla forzada por el caso de los ‘falsos autónomos’

stop

La empresa ourensana Coren incorporará a su plantilla a 1.100 trabajadores que operaban como autónomos cedidos por la cooperativa catalana Servicarne

Economía Digital Galicia

Manuel Gómez Franqueira, consejero delegado de Coren, junto a núñez Feijóo en una visita a las instalaciones de la empresa en Friol/Coren

en A Coruña, 30 de julio de 2018 (19:27 CET)

Coren da un paso al frente en la investigación que desarrolla Trabajo contra Servicarne, la cooperativa catalana que provee de autónomos a algunas de las principales empresas del sector cárnico en España. La compañía ourensana prevé incorporar a 1.100 trabajadores a su plantilla el uno de agosto, todos ellos socios de Servicarne, que operaban como autónomos en los centros de Coren en O Porriño (Frigolouro) y Lugo (Novafrigsa), además de en los servicios centrales de Ourense. La decisión que toma la empresa es sorprendente, teniendo en cuenta que supone ampliar un 34% su plantilla, que sumaba 3.240 personas a cierre de 2017.

Coren adopta esta medida ante la ofensiva de Trabajo contra los falsos autónomos del sector cárnico, una investigación que partió de centenares de denuncias tramitadas por los sindicatos en la dirección de la Inspección de Trabajo en Madrid. Comenzó la CIG, liderando las protestas en Frigolouro, y acabaron sumándose CC.OO. y UGT.

Coren reitera su confianza en Servicarne

En el curso de la investigación, la Seguridad Social procedió a dar de alta a estos trabajadores, excluidos del convenio colectivo al trabajar por cuenta propia, en el régimen general de la Seguridad Social. Trabajo investiga si Servicarne es una falsa cooperativa, conclusión a la que llegó al investigar un matadero de Álava. Las actas de inspección indicaban que era una cooperativa solo “en apariencia”, pues los socios “no tienen poder de decisión ni de información alguno” y la “participación es prácticamente inexistente”. Previsiblemente, el conflicto acabe en un largo proceso judicial, según han coincidido tanto los sindicatos como la empresa.

Anticipándose, Coren ha decidido incorporar a la plantilla a sus gladiadores, como se conoce a estos trabajadores en el sector. En un comunicado indica que “la legislación siempre ha avalado la legalidad de la cooperativa Servicarne y, dentro de este marco legal, sus socios trabajadores venían prestando servicios a Coren y otras empresas cárnicas”.

No obstante, matiza la empresa gallega “la Inspección de Trabajo sostiene ahora que Servicarne no reuniría los requisitos para ser considerada una verdadera cooperativa de trabajo asociado que pueda operar con normalidad en el tráfico mercantil, y considera que sus socios son, en realidad, trabajadores por cuenta ajena de la empresa principal”.

1.100 trabajadores se incorporan a la plantilla de Coren

Pese a seguir defendiendo la legalidad de Servicarne, la compañía, también de base cooperativa, decide incorporar a su plantilla y al convenio colectivo a los autónomos que trabajaban para ella, nada menos que 1.100 personas.

“Los 1.100 trabajadores que ahora pasarán a depender directamente de Coren venían ya desarrollando su actividad para las distintas empresas del grupo. Estos trabajadores continuarán desempeñando sus tareas como hasta el momento y pasan a estar acogidos al convenio colectivo de la plantilla”, dice Coren.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad