José Luis Suárez, presidente de Copasa, en una imagen de archivo

Copasa y San José pescan 120 millones en el Corredor Mediterráneo

Las dos constructoras gallegas se adjudican en una UTE a tres bandas las obras para conectar con Alta Velocidad las localidades de Sangonera y Totana

Nueva adjudicación millonaria para las gallegas Copasa y San José. Las dos compañías han pasado de competidoras a aliadas en la UTE a tres bandas formada con la catalana Construcciones Rubau para la puesta en marcha de un nuevo tramo del Corredor Mediterráneo.

El delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Francisco Jiménez, ha sido el encargado de confirmar la adjudicación del tramo Sangonera-Totana. Las obras para el despliegue de la Alta Velocidad entre ambas localidades se extenderán a lo largo de 24,7 millones de euros y llevarán aparejada una inversión de 120,48 millones de euros a repartir entre Copasa, San José y Construcciones Rubau.

El plazo de ejecución de las obras tiene una duración prevista de 32 meses y comprenderá todos los trabajos de construcción e ingeniería civil previstos en el proyecto de Alta Velocidad entre Murcia y Almería. Las tres firmas deberán construir una plataforma ferroviaria para vía doble con el objetivo de que circulen ferrocarriles a velocidades comprendidas entre 250 y 300 kilómetros por hora.

San José y Copasa, el foco en la Alta Velocidad

Con este nuevo contrato, San José y Copasa prolongan su idilio con la Alta Velocidad. La constructora ourensana fue una de las doce empresas que participó en la construcción del AVE a La Meca y se adjudicó recientemente en un consorcio junto a Sacyr y Grupo Ortiz los trabajos de mantenimiento de los 436 kilómetros de los trazados de Alta Velocidad entre Madrid y León y del ramal a Venta de Baños y Burgos.

Un contrato que se suma al de 16 millones de euros que se llevó a finales del año pasado en alianza con la filial ourensana de Grupo Ortiz, Cosfesa, para implantar el ancho de vía en los trece kilómetros de trazado de AVE que une Taboadela con Ourense.

Grupo San José, por su parte, ya realizó obras para el despliegue de la Alta Velocidad en la Región de Murcia. En concreto, la firma capitaneada por Jacinto Rey fue una de las ocho compañías que realizaron las obras entre las localidades de Crevillente y Murcia, que ahora se encuentra bajo la lupa de la justicia. El Juzgado de Instancia Número 9 de Murcia ha procesado a más de medio centenar de directivos de ocho firmas (ocho de ellos, de San José), acusados de generar sobrecostes por valor de 23 millones de euros en la construcción.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad