José Luis Suárez, presidente de Copasa

Copasa se vuelca en EE UU para completar su 'puzzle' americano

La firma ourensana ya suma una cartera de pedidos de 37 millones y puja por un macrocontrato en el país un año después de su desembarco con una filial

Copasa desembarca a lo grande en Estados Unidos. La constructora ourensana materializó su entrada en el país con la creación de una filial el año pasado y en apenas unos meses ya ha conseguido hacerse con un contrato millonario en Texas y se ha postulado entre los favoritos por hacerse un encargo valorado en 1.550 millones de euros para unir las ciudades de Los Ángeles y San Francisco mediante un tren de alta velocidad.

La compañía presidida por José Luis Suárez constituyó la sociedad Copasa Corporate en 2018 en busca de contratos, fundamentalmente, en Florida y Texas, "Estados muy dinámicos en cuanto a su economía, abiertos a la inversión extranjera y con amplios programas de inversión en infraestructuras", según detalla en su memoria anual. Es en este último estado donde se adjudicó el pasado mes de junio un contrato para construir un viaducto y remodelar parte de la autopista IH-10, que vertebra el país de este (Florida) a oeste (California), así como para mejorar la autopista local FM2354.

La suma de estos encargos hace un valor total de 37 millones de euros a los que en el futuro espera poder añadir un macrocontrato en un tercer Estado: California. Allí puja, mediante un consorcio formado por firmas como Acciona o Hitachi, por un macrocontrato que incluye la construcción de la vía, de la catenaria, así como la electrificación de un corredor ferroviario de casi 200 kilómetros en el valle central de California que tendría que mantener durante un periodo de 35 años. 

Suma y sigue al otro lado del charco

Copasa, que cerró el año pasado con una facturación de 303 millones de euros, refuerza su cartera de pedidos con el foco puesto en su negocio americano. Solo México, país en el que ultima las obras del Puerto de Veracruz (el tercero de mayor tamaño de toda América Latina), aportó 63,1 millones de euros a su cifra de negocio el año pasado. Esta cifra es tan solo superada por los 175,7 millones de euros de España y duplica a los ingresos procedentes de Oriente Medio (31,3 millones) o América del Sur, en donde facturó 28,7 millones pese a la parálisis en su contrato estrella para construir dos autopistas en Argentina

Con estos recientes movimientos en Estados Unidos, el mercado exterior dará, previsiblemente, el sorpasso al nacional en la cartera de pedidos de la constructora. Según consta en su memoria del año 2018, tenía pendientes de ejecución contratos por valor de 967,3 millones de euros en España, mientras que los del mercado exterior estaban valorados en 946 millones de euros.

De Puentes y Calzadas a San José

Copasa cierra el círculo en América con su expansión en Estados Unidos, país que ya es el principal mercado para constructoras como ACS (el grupo presidido por Florentino Pérez) y que ha atraído el interés de otra de las grandes constructoras gallegas. 

Y es que Puentes y Calzadas se hizo el pasado mes de marzo con el primer contrato de su historiaen el país presidido por Donald Trump. Se trata de las obras de ensanchamiento en un tramo de cinco kilómetros de una autopista en Texas, que pasará de diez a doce carriles y que inyectará 22,5 millones de euros en la cifra de negocio de la firma con sede en Oroso. 

En Estados Unidos también cuenta con una filial el Grupo San José. La firma presidida por Jacinto Rey constituyó en el año 1996 su sociedad en el país americano, en donde, sin embargo, afronta una sequía de pedidos que han provocado que la compañía no facturase un solo euro ni en 2017 ni en 2018, según se desprende de sus cuentas anuales.

Un artículo de Javier G. Casco

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad