José Luis Suárez, presidente de Copasa, en una imagen de archivo

Copasa se instala en bono basura pese a duplicar beneficios

La agencia de calificación Axesor mantiene el rating de la constructora dos peldaños por debajo del grado de inversión pese a la mejora de sus resultados

Copasa dispara sus beneficios, engorda su cartera de pedidos y se hace fuerte en el segmento concesional. Sin embargo, todas estas mejoras pasan de largo para las agencias de rating -las encargadas de poner nota a la deuda que tiene en circulación-.

Axesor, la única agencia de calificación española en un mundo dominado por las Moody's, Standard & Poor's o Fitch, ha decidido mantener sin cambios su última calificación en BB con tendencia estable. Este movimiento alarga la estancia de la constructora ourensana en la categoría de bono basura, encareciendo el precio (interés) que tiene que pagar cada vez que acude a los mercados de capitales en busca financiación.

A dos escalones

Axesor puntúa al estado financiero de Copasa como “nivel medio”. En concreto, la actual calificación se sitúa todavía a dos peldaños de escalar hasta el BBB- que le permitirá regresar a la zona de grado de inversión.

El elevado apalancamiento pasa factura a la constructora presidida por José Luis Suárez a la hora de pasar su particular examen con Axesor. En concreto, la compañía cuenta con una deuda bruta de 326,7 millones de euros, que multiplica por diez unos ingresos que el año pasado descendieron de 328 a 302 millones de euros.

Esta situación penaliza a Copasa, que en noviembre de este año debe decidir si renueve su programa de pagarés por 20 millones de euros que emitió en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF) y que el año que viene afronta vencimientos de deuda por valor de 41 millones de euros.

Naviera Elcano salva los muebles

La elevada deuda en un sector tan dependiente de la financiación externa como es el de las constructoras lastra a Copasa, pese a que la firma dio un espaldarazo a sus cuentas el año pasado al centrarse en áreas más rentables que le han permitido duplicar sus beneficios (pasaron de 4,3 a 8,8 millones de euros).

Pese a ello, la firma ourensana no logra aproximarse a un grado de inversión que sí logra Naviera Elcano. La compañía propiedad del grupo vigués Nosa Terra XXI (titular también de Remolcanosa y Povisa) que capitanea José Silveira Cañizares tuvo su particular examen con las agencias de rating la semana pasada.

Axesor decidió mantener sin cambios su calificación crediticia calificación en BBB- con tendencia estable, justo un escalón por encima del bono basura. Según comunicó la propia compañía al MARF, Axesor puso en valor su “amplia trayectoria bajo un modelo de negocio especializado y sustentado sobre la estabilidad en la generación de negocio”, que le permitió facturar 694 millones de euros y cosechar unos beneficios de 22 millones de euros con los que Silveira Cañizares compensa los números rojos de siete millones de euros registrados con Povisa en un año marcado por un amago de concurso de acreedores.

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad