Copasa amenaza el trono de San José como mayor constructora gallega

stop

El negocio internacional impulsa la facturación de la empresa ourensana un 28,6%, hasta los 468,2 millones de euros

Jacinto Rey, presidente de Grupo San José, y José Luis Suárez, presidente de Copasa, junto a Ana Pastor

en A Coruña, 13 de junio de 2016 (19:08 CET)

La constructora Copasa va comiéndole terreno a San José. Este lunes ha presentado los resultados de 2015, un ejercicio histórico en el que cerró con una facturación de 468,2 millones de euros, un 28,6% más, aunque todavía lejos de los 536 millones que registró el grupo presidido por Jacinto Rey.

Sin embargo, sólo el 82% de la facturación de San José corresponde a la construcción, de ahí que su reinado se vea amenazado. En 2015, el primero en siete años que presenta beneficios, el 82% de sus ingresos procedían del ladrillo. Los contratos de obra pública y su expansión por Latinoamérica permitieron a la división del grupo gallego elevar en 60 millones su cifra de negocio, hasta los 442,1 millones de euros, por debajo de la registrada por Copasa.

Crecimiento internacional

Los buenos resultados cosechados por la firma ourensana se deben en gran medida al impulso del negocio internacional. En 2015 facturó más en el extranjero que en casa: 251,7 millones de euros, un 41,2% más y un 168% más con respecto a los niveles de 2013.

Como señala el presidente de Copasa, José Luis Suárez Gutiérrez, "estamos en un momento clave, con un acreditado reconocimiento internacional que nos permite crecer, una situación financiera sostenible y solvente, y expectativas razonables de negocio en zonas estratégicas".

Otras magnitudes

Al margen de los ingresos, el resultado bruto de explotación (ebitda) consolidado a cierre de ejercicio fue de 53,47 millones, un 25,75% superior al de un año antes, según datos de la compañía. La cartera total de negocio, por su parte, se situó en los 1.344 millones, tras lograr nuevos contratos por valor de 247 millones.

A estas cantidades hay que sumar los ingresos recurrentes a medio plazo, entre los que destacan 275 millones por el mantenimiento del AVE Medina-La Meca, 52 millones por gestión medioambiental, 45 millones por conservación de carreteras y 22 millones por tratamiento de aguas. Además, los ingresos previstos por concesiones de autovías serán de 328 millones durante los próximos 30 años.

AVE del desierto

En lo que respecta al AVE entre Medina-La Meca, la constructora asegura que entre el 85% y el 90% de la obra está terminada y cobrada. Copasa, cifra en 363 millones de euros el importe de su participación en el megacontrato del 'Ave del Desierto', uno de los mayores logrados por firmas españolas en el exterior. A este monto se suma el de 375 millones que posteriormente cobrará por su mantenimiento.

El plan estratégico de Copasa mantiene la apuesta en un futuro por proyectos de elevado valor añadido. Otros eje fundamental será el mantenimiento del equilibrio financiero, con especial seguimiento a los ratios de deuda, liquidez y necesidades de capital.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad