Copasa acusa de "deslealtad" a las empresas del AVE a la Meca 

stop

El presidente de la compañía ourensana cree que algunos comportamientos han perjudicado al consorcio, que carece de un liderazgo fuerte 

José Luis Suárez, presidente de Copasa, conversa con Ana Pastor

en A Coruña, 15 de abril de 2016 (13:18 CET)

Las empresas del millonario contrato del AVE a la Meca ya no ocultan los problemas internos del consorcio que tantas veces fue emplazado como referente del prestigio internacional de la Marca España. Y la que menos se esconde es Copasa, la constructora ourensana que logró un pellizco de 640 millones por el tren del desierto y que tiene el encargo del mantenimiento de la vía durante 12 años.

En declaraciones a Expansión, el presidente de la compañía, José Luis Suárez, reconoce las discrepancias internas y asegura que es una crisis que se dio desde el pricipio y que "no está resuelta". "Quizás nos ha faltado un liderazgo con más experiencia en la gestión de contratos internacionales. Y quizás han afectado en exceso algunos comportamientos desleales desde el principio, que, aunque aislados, por reiterados han perjudicado no solo a otras empresas sino al propio consorcio, debilitándolo ante el cliente, que se ha aprovechado de esa desunión", expuso.

A finales de 2014, la empresa ya había alertado de los problemas enviando una carta al resto de socios en la que culpaba a OHL, la empresa de Villar Mir, de los retrasos en la obra. Ahora, sin citar nombres, alude a "estrategias particulares y dañinas" de sus aliados en el tren del desierto. "Me temo que tendremos que convivir con esta difícil situación hasta el final", zanja Suárez.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad