Continúa la crisis del textil catalán: Dogi pierde 4,7 millones

stop

RESULTADOS SEMESTRALES

08 de agosto de 2011 (11:57 CET)

La empresa catalana de textil Dogi, con sede en la localidad barcelonesa de El Masnou, ha entrado en pérdidas durante el primer semestre del año. La firma ha registrado números rojos por valor de 4,7 millones de euros, frente al beneficio de 19,3 millones obtenido en el mismo periodo del 2010, según ha comunicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Este resultado semestral se suma a las malas noticias que ha acumulado el sector textil catalán durante las últimas semanas, destacando entre ellas el cierre de Pulligan.

Las ventas de Dogi han alcanzado hasta junio los 29,6 millones de euros, el 11,8% menos que el primer semestre del año anterior, cuando la cifra de negocios se situó en los 30,5 millones.

La compañía ha atribuido este descenso al retraso para alcanzar el acuerdo que permitió superar el concurso de acreedores en el que estuvo sumergida. Otros motivos que alude la empresa son la reducción de la facturación de su filial china así como la debilidad del dólar frente al euro.

Crecen los pedidos


Las ventas de la matriz de Dogi no reflejan el impacto positivo del repunte de la actividad comercial tras la salida del proceso concursal, pero la cartera de pedidos ha experimentado un crecimiento y se ha situado un 18% por encima del mismo periodo de 2010, por lo que la compañía catalana confía en que las ventas mejorarán en la segunda mitad del año.

El beneficio operativo ha aumentado en 0,7 millones de euros a pesar de la presión inflacionista en materias primas y del descenso en las ventas. La política de contención de gastos, la reducción de costes y los proyectos para incrementar la productividad y eficiencia han propiciado este repunte, subraya la empresa.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad