Construmat se inaugura con la rehabilitación como impulsora de la actividad

stop

FERIAS

Construmat 2009

16 de mayo de 2011 (10:01 CET)

El certamen Construmat vuelve a celebrarse y se inaugura este lunes. La feria mantiene su continuidad después de la anterior edición conocida como la de la crisis. Con esa apelación se conoce encuentro de los profesionales de la construcción que se celebró en Barcelona, ​​en 2009, tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Este año, quedan los expositores supervivientes. En total son 1.318, 33 menos que hace dos años, y se reparten en 40.000 metros cuadrados, también 10.000 menos que en 2009. El apartado más brillante de esta edición es la rehabilitación de edificios, el único segmento que crece del sector.

Esta es la 17 ª edición de Construmat. Entre el lunes y viernes, la feria será coto cerrado para los profesionales del sector, pero el sábado se abrirá al público que, pagando una entrada de 10 euros podrá visitar todos los estands y conseguir descuentos especiales en materiales y servicios de construcción, especialmente aquellos que planeen hacer reformas.

En el ámbito profesional también habrá descuentos. El viernes será el día del distribuidor, que pretende publicitar los materiales españoles entre las empresas europeas. La idea es vender que tienen la misma calidad pero son más baratos que los de los países del entorno, incluso después de añadir los costes logísticos del transporte.

La innovación y la sostenibilidad tendrán un papel relevante en la feria. Habrá una competición de maquetas de edificios solares de quince países europeos, la Solar Decathlon Europe, así como el Foro para el Pensamiento Sostenible.

Brasil será el país protagonista este año, con el primer Foro hispano de la construcción, que pondrá en contacto empresas de ambos lados del Atlántico.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad