Consejo y auditores, al margen para KPMG

stop

La cita de hoy arrancará con dudas sobre los apoyos al presidente por las consecuencias del informe

17 de julio de 2013 (02:00 CET)

El consejo de este miércoles, del que se puede esperar de todo ante las eventuales faltas de apoyo del presidente de Pescanova tras el resultado del informe forensic, parte con una premisa que deja clara KPMG en sus conclusiones: “La ejecución de las operativas y prácticas desarrolladas por el Grupo Pescanova, resultado de una planificación consciente (…), no era, lógicamente, pública ni, tampoco, conocida por muchos”. “No hemos encontrado evidencias que pongan de manifiesto”, explican los forenses, “que esa operativa irregular o esta presentación adulterada de las cuentas fuera conocida en ningún momento por los miembros del consejo de administración, distintos al presidente, ni por la comisión de auditoría”.

KPMG va más allá acotando en cierta medida responsabilidades, aunque no de forma tan determinante. “Igualmente tampoco hemos encontrado evidencias de que BDO Auditores, en su calidad de auditor de cuentas, pusiera de manifiesto dichas irregularidades o que fuera conocedor de algunas operativas de las aquí analizadas”, dice el informe. Aclaran, eso sí, que “no hemos tenido acceso a los papeles de trabajo del auditor pues no ha sido parte de nuestro mandado ni, por tanto, hemos podido comprobar los necesarios procedimientos de auditoría llevados a cabo, como por ejemplo la circularización (sic) y verificación de saldos deudores con entidades financieras o la revisión de los ajustes de consolidación”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad