Tino Fernández, presidente de Altia | EFE

Consejeros y directivos de Altia controlan el 94% de las acciones

Además de Ram Bhavnani y Tino Fernández, otros siete cargos de Altia cuentan con acciones de la tecnológica, valorada en 115 millones en el MAB

Solo un porcentaje pequeño de las acciones de Altia, la tecnológica del expresidente del Deportivo que cotiza en el MAB, pertenecen a inversores desvinculados de la compañía. Estos títulos, los más susceptibles de cambiar de manos en el mercado, representan poco más de un 6% del capital. El resto de las participaciones se las reparten entre consejeros y directivos de la empresa, que actualmente tiene una capitalización de 115,5 millones tras depreciarse en lo que va de año un 24,3%. 

El principal accionista es el presidente, Tino Fernández, quien, en enero de este año, controlaba el 80,9% de Altia a través de la sociedad patrimonial Boxleo TIC, de la que es socio único.

El otro gran accionista es el millonario de origen indio Ram Bhavnani, quien a través de diversos vehículos financieros y de apoderados alcanzó el 11,38% del capital. Bhavnani, como accionista significativo, tiene asiento en el consejo de administración, donde está representado por Carlos Bercedo. El inversor afincado en Tenerife entró con un 1% en 2014 en la compañía y, como aseguró entonces, ha realizado una apuesta sostenida y a largo plazo por Altia.

Los otros accionistas en la dirección de Altia

Además de los dos principales accionistas, un grupo de consejeros y directivos ha aflorado un 1,5% del capital en una batería de comunicaciones realizadas por Altia al MAB el pasado 19 de junio. Luis María Huete, consejero independiente de la empresa, se hizo con un 1,004% de las acciones. Adela Pérez Vergudo, vicepresidenta de Altia, tiene el 0,36% del grupo. La directora de operaciones, Josefina Fernández, atesora un 0,044% del capital. El consejero Ramón Costa, también con cargo directivo como director de servicios gestionados, tiene el 0,035% de las acciones.

Una de las personas de confianza del presidente de Altia, Ignacio Cabanas, tiene el 0,013% de la empresa. Cabanas es consejero y el director financiero de la compañía, además de ser apoderado en Boxleo, el holding de Tino Fernández. Dolores Suárez, responsable de desarrollo corporativo, se hizo con una participación del 0,018%; mientras que Nelson Ricardo dos Reis, uno de los directivos de Noesis, tiene un 0,026% del capital de Altia. La compañía gallega compró el año pasado a la tecnológica portuguesa Noesis por 14 millones de euros.

Estos directivos y consejeros suman casi un 1,5% del capital, que sumado al de Tino Fernández y al de Bhavnani alcanzan el 93.8% de la compañía.

Un artículo de Rubén Rodríguez

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad