“Condenan a las cámaras a morir de inanición”

stop

El presidente de la Cámara de Comercio de Lugo anuncia su dimisión por discrepancias con los trabajadores

Núñez-Torrón con el presidente de la Diputación de Lugo, Gómez Besteiro | Diputación de Lugo

10 de enero de 2013 (23:57 CET)

El presidente de la Cámara de Comercio de Lugo, Eduardo Núñez-Torrón, presentará su dimisión el próximo 21 de enero, después de participar el día 17 en una reunión del Consello Galego de Cámaras a la que acudirá el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda.

Núñez-Torrón, que substituyó en el cargo a Alfredo Mosteirín en 2011, achaca su decisión a las discrepancias con los trabajadores de la entidad cameral. “El personal piensa que lo mejor es que se haga cargo de la Cámara de Comercio la Xunta. Yo entiendo su postura. No les falta razón. Pero no creo que la Administración vaya a solucionar los problemas que tenemos”, reconoció a Economía Digital.

“Inanición”


Pero en el fondo de su decisión está la incierta situación que viven estas instituciones desde que el Gobierno de Rodríguez Zapatero eliminó el canon obligatorio que pagaban las empresas a las cámaras --a través de un decreto que entró en vigor en 2011--, reduciendo drásticamente sus ingresos. “Las cámaras de comercio están muertas por inanición desde entonces, y si la administración no pone remedio al problema, seguirán muriendo poco a poco”, aseveró Núñez-Torrón.

“Las Cámaras de Comercio son la institución con mayor prestigio que tiene España de cara al exterior --prosigue-- y llevamos dos años aguantando esta situación, echándonos las culpas unos a otros. La forma más cómoda de que desparezcan es no asumir el problema y dejarlas sin financiación para que se vayan muriendo por inanición”, concluye.

A la espera de la ley


Las quejas del todavía presidente de la Cámara de Comercio hacen referencia al periodo de transición que abrió el decreto del Gobierno Zapatero, que empujó a las entidades hacia un nuevo modelo de gestión y de viabilidad económica. Sin embargo, este nuevo modelo no acaba de definirse. El Ejecutivo central, presidido por Mariano Rajoy, anunció una nueva Ley de Cámaras para 2012. Los plazos se han ido retrasando hasta este febrero.

Sin el marco legal a las Cámaras de Comercio les faltan elementos clave para poder planificar su futuro. En Galicia también están a la espera de una partida de la Xunta que les ayude a afrontar su reestructuración pero que no se ha concretado hasta el momento.

La postura de los trabajadores

La principal justificación esgrimida, sin embargo, por Núñez-Torrón, es el desencuentro con los trabajadores. “Están convencidos que la solución pasa porque la Xunta, como organismo tutelante, se haga cargo de la Cámara. Ellos están convencidos de que es así, aunque yo no”, explicó.

Ello no significa que, en un sector azotado en los últimos años por EREs (en la Cámara de Comercio de Ferrol, por ejemplo), despidos (en Pontevedra) y dimisiones, los trabajadores consideren que sus sueldos están más protegidos bajo el paraguas de la Xunta. Según reconoció a Economía Digital uno de los trabajadores de las cámaras gallegas, “la mayoría pensamos que el Gobierno autonómico se debe responsabilizar de la reestructuración, crear una junta gestora e ir preparando el futuro de las entidades, pactando y hablando con los empleados, mientras no se formaliza la nueva ley. Los trabajadores lo que quieren es seguir trabajando”, concluye.

Sin liquidez pero con patrimonio

El día en que anunció su dimisión, Núñez-Torrón quiso aclarar que la Cámara de Comercio de Lugo no corre peligro de desaparecer. Para el aún presidente, "el edificio que la Cámara de Comercio tiene en propiedad en Ramón Ferreiro, libre de cargas, y en la Acella de Olga, con hipoteca, son patrimonio suficiente para aguantar cuatro o cinco años más”. Sí que advirtió que actualmente, la entidad “no tiene liquidez”.

A pesar de la delicada situación económica, la mayoría de las Cámaras de Comercio gallegas destacan que han mantenido su actividad de cursos y asesoramiento a empresas, sin que los recortes efectuados supusiesen un trastorno en los servicios que prestan.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad