Condenan a la esposa de Herminio Gil por injurias a un sindicalista

stop

Brenda Mondragón, que también es socia del ejecutivo cofundador de Air Europa, tuvo un incidente con la CIG por el Pazo do Carregal

Fábrica de Pazo do Carregal al lado de una foto de Herminio Gil

30 de abril de 2014 (21:19 CET)

No todo es dinero actualmente en los negocios de Herminio Gil, el ejecutivo que fundó Air Europa y Globalia de la mano de Juan José Hidalgo. El empresario ourensano ha sido testigo directo de los problemas laborales en una de sus empresas, Pazo do Carregal, que afectan a su esposa, Brenda Mondragón Loro, socia del empresario. Brenda Mondragón, que ocupa el cargo de directora general en dicha firma, tuvo que hacer frente en los últimos meses a una condena judicial como autora de una falta de injurias por insultos y amenazas contra el secretario de organización de la Confederación Sindical Galega (CIG), Luis Ferreiro Fernández.

La CIG había denunciado a principios del año pasado “prácticas abusivas” contra los trabajadores por parte de los gestores de Pazo do Carregal, concesionaria de la Lonja Agropecuaria de Verín. Luis Ferreiro llegó a asegurar que se trataba “de condiciones laborales ilegales", como falta de altas en la Seguridad Social. Todo ello fue negado desde la empresa gestionada por Brenda Mondragón, que anunció en su momento que interpondría una denuncia por injurias y calumnias contra el sindicato.

Un proyecto con sombras

Sin embargo, del cruce de denuncias resultó finalmente condenada la propia Brenda Mondragón, que, según el propio sindicato, llegó a reconocer ante los Servicios de Mediación de Ourense todos los aspectos denunciados por la GIG, como el no tener dados de alta en la Seguridad Social a los trabajadores denunciantes, así como excesos de jornadas laborales.

La CIG destacó que tanto la sentencia como el acuerdo del Servicio de Mediación desautorizaban a Brenda Mondragón.
Pazo do Carregal es una de las empresas que integran el grupo de Herminio Gil, que fue constituida en junio de 2012 con el objetivo de ser suministradora de otra de la firma del ejecutivo, Espazo Enxebre, actualmente en suspensión de pagos. Según los planes iniciales, Espazo Enxebre cerraría con Pazo de Carregal el ciclo del negocio alimentario, con la salida de su producción a la red de restaurantes de comida gallega que Herminio Gil tiene por la geografía nacional.

El propio ejecutivo cedió a su esposa la administración de Pazo de Carregal a principios de 2013, pasando Brenda Mondragón a ser administradora única de la firma. Las magnitudes del proyecto de Herminio Gil pasaban inicialmente por una inversión de 5 millones, la generación de 24 millones de facturación a partir del tercer año y la creación de algo más de cien puestos de trabajo. En este esquema, al margen de Espazo Enxebre, también figura otra sociedad creada por Herminio Gil. Se trata de Carregal Restauración, domiciliad en Madrid.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad