Conde y Rueda arropan la inauguración del proyecto eólico de un armador procesado por pesca ilegal

stop

El controvertido empresario Manuel Antonio Vidal Pego preside el grupo de renovables PDR Green Power

C.D.P.

Vidal Pego, a la derecha, durante la inauguración de los aerogeneradores, junto con Conde y Rueda, entre otros / E.P.
Vidal Pego, a la derecha, durante la inauguración de los aerogeneradores, junto con Conde y Rueda, entre otros / E.P.

06 de junio de 2013 (00:27 CET)

El conselleiro de Economía, Francisco Conde, y el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, participaron este miércoles en la inauguración de dos aerogeneradores de la empresa PDR Green Power en A Pobra do Caramiñal y Porto do Son. El presidente de la firma, Manuel Antonio Vidal Pego, es un controvertido empresario con una trayectoria salpicada de incidentes judiciales relacionados con la pesca.

Lejos de estas polémicas, durante el acto, Conde destacó el papel que jugarán los molinos inaugurados en la financiación de ambos municipios, que cobrarán un canon por estas instalaciones. El conselleiro pidió "un marco estable" para la energía eólica que permita el desarrollo de nuevos parques.

Parques eólicos singulares

La autorización para los parques eólicos singulares de Porto do Son y Pobra do Caramiñal se concedió en 2008 y la concesión se hizo a la empresa con sede en Ribeira, a través de su filial Hidroeléctrica del Freixas, que ha invertido 10 millones en los dos proyectos. Los aerogeneradores, modelos del fabricante alemán Enercon, son "un verdadero referente tecnológico" y son los primeros de este tipo que se instalan en el mundo.

Vidal Pego indicó a los medios que estos parques eólicos, concebidos como “explotaciones singulares” son de una categoría que supone que la instalación está concebida como “instrumento de autoconsumo y mejora de la calidad y suministro”.

Del mar al viento

El empresario llegó al mundo del viento hace unos años, aunque siempre fue conocido en Galicia, junto con el resto de su familia, por sus negocios relacionados con la pesca como armador en Ribeira. Se presentó al último concurso eólico de la Xunta de Galicia y antes que este, al que impulsó el Gobierno bipartito. Entonces llegó a solicitar 640 megavatios con el proyecto Vyeira Enerxía Galega, que presentó de la mano de ACS y el astillero Armón. En esa ocasión, sin embargo, ninguno de sus planes fue admitido a trámite.

Sin embargo, el origen de los negocios de Manuel Antonio Vidal Pego está en el mar, y también sus escándalos. ONG's como Greenpeace u Oceana han documentado en numerosas ocasiones sus supuestas actividades ilícitas. Según denunciaron hace ya años, tanto Vidal Pego como su padre estuvieron supuestamente relacionados con, al menos, nueve buques implicados y sancionados por pesca ilegal de bacalao de profundidad y merluza austral.

Acusaciones de Greenpeace

Según recogen las crónicas, en EEUU llegó a estar procesado por pesca ilegal por un juzgado de Florida, que lo acusó por importación y conspiración para la venta de 26 toneladas de peces capturados ilegalmente.

Hace dos años, una publicación de Greenpeace afirmaba: “En 2006, Estados Unidos le condenó a pagar una multa de 400.000 dólares y a cuatro años de libertad condicional por intentar introducir ilegalmente merluza negra”. A pesar de ello, sostenía la organización ecologista, “entre 2002 y 2009 las empresas de la familia Vidal recibieron casi 16 millones de subsidios pesqueros”.

PDR Green Power

Según la web de PDR Green Power, la empresa cuenta en la actualidad con proyectos eólicos en España, Estados Unidos, México y Panamá, e hidroeléctricos también en territorio nacional y azteca. De forma paralela trata de desarrollar planes de energía solar.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad