Antonio Llardén, presidente de Enagás.

Competencia investiga a Enagás tras la denuncia de Reganosa

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia investiga prácticas anticompetitivas pese a que Reganosa y Enagás están en un mercado regulado

Nueva escalada en la guerra entre Reganosa y Enagás.  La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia entra de lleno en un sector regulado como es el transporte de gas para investigar prácticas supuestamente anticompetitivas entre dos empresas. En concreto, investiga a Enagás, que desarrolla una doble actividad regulada, la de gestor técnico del sistema y la de transportista de la red de gasoductos, tras la denuncia presentada por Reganosa.

Según adelanta Cinco Días, la denuncia del grupo gallego hace alusión a varias “prácticas concretas” relacionadas con “ciertos favores del gestor técnico del sistema a Enagás”. Y, concretamente, el diario hace referencia al “mayor uso que el gestor da a las regasificadoras de Enagás, como la de Bilbao, frente a la de Reganosa”, con planta en Mugardos.

Antesala de una sanción

La inspección de la CNMC es “un paso preliminar en el proceso de investigación de la supuesta conducta anticompetitiva y no prejuzgan el resultado de la investigación ni la culpabilidad de la entidad”, según explicó el organismo regulador.

Si “se encontrasen indicios de una práctica anticompetitiva prohibida por la Ley de Defensa de la Competencia, se procedería a la incoación formal de un expediente sancionador”, según la nota difundida por Competencia cuando aludió a la inspección en curso, que divulgó sin citar nombres de las empresas. Tanto Reganosa como Enagás, de momento, no hacen valoraciones.

Los beneficios de Enagás

Enagás logró un beneficio neto de 348,9 millones de euros entre enero y septiembre, el 4,7 % más que un año antes, apoyado en el control de gastos operativos y el mejor resultado financiero y pese a la caída de ingresos por el Covid-19, según las cuentas publicadas este miércoles por el gestor del sistema gasista.

La compañía atribuye el avance del resultado financiero al efecto positivo no recurrente de 18,4 millones por las diferencias de cambio generadas por la compra de dólares para la ampliación de su participación en la estadounidense Tallgrass, entre otros, y la actualización financiera de la cuenta por cobrar relacionada con Gasoducto del Sur Peruano (12,3 millones). Por el contrario, los ingresos totales bajaron el 4,8%, hasta 831 millones, con un retroceso de 23,2 millones en la retribución por continuidad de suministro (RCS) debido a la caída de la demanda de gas natural provocada por el Covid-19, que hasta septiembre fue del 10,7 %.

El resultado bruto de explotación (ebitda) se redujo el 5,2 % y se situó en 727,4 millones, según ha informado la gasista a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que ha subrayado que los resultados hasta septiembre "están en línea" con el objetivo de cerrar el año con un beneficio neto de 440 millones de euros.

 

Un artículo de Economía Digital Galicia

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad