Competencia expedienta a la filial del hormigón de Invertaresa

stop

Aplihorsa, con dos fábricas en Galicia y más de 500 trabajadores, podría ser sancionada por acuerdos de mercado y fijación de precios

Fábrica de Aplihorsa en Carballo | Invertaresa

21 de julio de 2013 (04:17 CET)

La Comisión Nacional de la Competencia ha puesto bajo el foco a las empresas del sector del hormigón. Si el año pasado multó a varios fabricantes por acuerdos para fijar precios –entre los que estaban Cementos Portland o Cemex España—, esta misma semana ha incoado un expediente sancionador contra seis empresas dedicadas a la fabricación y venta de hormigón. Entre ellas, Aplihorsa, la filial de Invertaresa, el conglomerado empresarial que preside Roberto Díaz-Rincón y uno de los principales fabricantes de componentes eléctricos de Galicia.

El organismo dependiente del Ministerio de Economía investiga “posibles conductas anticompetitivas, como intercambios de información y acuerdos para el reparto de mercado y la fijación de condiciones comerciales”. El estudio, bajo amenaza de sanción, incluye también a otra empresa gallega, Postes Xeixalvo, con domicilio social en Ourense, a la vasca Adhorna o a la zaragozana Romero Homelec.

¿Quién es Aplihorsa?

Aplihorsa, con más de 60 años de historia, cuenta con dos fábricas en Galicia, en A Pobra de San Julián (Lugo) y Carballo (A Coruña) que suman cerca de 500 trabajadores y cuya actividad se centra en la fabricación de estructuras y edificaciones de hormigón. Entre sus clientes están Iberdrola o Endesa.

Creció en popularidad por su diseño de viviendas modulares, que se basan en 24 módulos de hormigón que funcionan como piezas de lego, permitiendo al cliente encajar las partes en un diseño a su gusto.

La diversificación como norma


Pero Aplicaciones del Hormigón es sólo una pata de la amplia estructura de Ivertaresa, que engloba desde la energía, sector tangencial a la mayoría de sus actividades, a la pintura industrial, pasando por la construcción de prefabricados para parkings.

Bajo la presidencia de Díaz-Rincón, quien fue accionista fundador de R, están también dos empresas que operan en el sector de las energías renovables. Inverólica, dedicada a la explotación de parques eólicos y con una concesión de 14 MW en el Monte Abella (Lugo), e Inversolar, que opera en el sector fotovoltaico mediante la instalación de paneles solares.

El gran proyecto

En la constelación de empresas bajo la tutela de Invertaresa, hubo espacio para un gran proyecto, de nuevo, vinculado al sector eléctrico. El grupo coruñés desembolsó en 2007 44 millones de euros para hacerse con dos importantes filiales de Isolux Corsán, Isowat y Made Torres y Herrajes. El objetivo era convertirse en el principal fabricante gallego de equipamiento eléctrico. Y lo consiguió.

¿A qué se enfrenta Aplihorsa?

De entrada, la incoacción del expediente por parte de la Comisión Nacional de Competencia no implica que se vayan a producir sanciones a la filial de Invertaresa. Se abre un periodo máximo de 18 meses para la instrucción del expediente y para que la CNC decide si impone multas.

Según explica el organismo, la dirección de Competencia realizó el 11 y 12 de junio inspecciones domiciliarias en sedes de tres de las entidades mencionadas “Como resultado de estas pesquisas, la CNC ha observado indicios racionales de la existencia de conductas prohibidas por la Ley de Comptencia, por lo que ha acordado la incoación de expediente sancionador”.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad