Florentino Pérez | EFE

ACS y Acciona: Competencia expedienta a los reyes de la obra pública de Galicia

stop

Competencia investiga a Dragados, FCC, Acciona, OHL, Corsán, Sacyr y Ferrovial por una supuesta trama para repartirse obra pública

en A Coruña, 11 de octubre de 2018 (18:52 CET)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha puesto la lupa sobre las principales constructoras españolas y sobre alguna de las principales contratistas de obra pública en Galicia. El organismo que preside José María Marín Quemada ha abierto un expediente sancionador contra Dragados, FCC, Acciona, OHL, Corsán, Sacyr y Ferrovial por “prácticas anticompetitivas”, que consistirían, básicamente, en intercambios de información para repartirse obra pública.

La investigación de Competencia atañe principalmente a “licitaciones convocadas por las distintas Administraciones Públicas en España, para la construcción y rehabilitación de infraestructuras y edificios”.

Acciona y Dragados, reyes de la obra pública en Galicia

Además de afectar a las principales constructoras españolas, el expediente salpica a algunas de las principales contratistas de obra pública en Galicia. Dragados, junto a otras adjudicaciones de filiales de ACS, convirtió al grupo de Florentino Pérez en el mayor adjudicatario en la comunidad en 2013 y 2014, con contratos por un valor cercano a los 100 millones en esos dos años.

Acciona fue la mayor adjudicataria de obra pública en 2016, con 20,9 millones en obras, según los datos de la Asociación Provincial de Empresarios de la Construcción de La Coruña (Apecco). El año pasado, Dragados (6,7 millones) y Acciona (6,7 millones) también estuvieron entre las diez mayores contratistas de Galicia, sumando las adjudicaciones de Ayuntamientos, Xunta y Estado.

Pactaban semanalmente las ofertas

La CNMC explica que el expediente tiene su origen en "determinada documentación" encontrada durante la instrucción de otra investigación que, además, no tiene nada que ver con el caso investigado. Así, ante esta información, y la documentación recabada en los registros, el órgano que preside José María Marín Quemada concluyó que "existen indicios racionales" de que estas compañías cometieron "posibles infracciones" de la Ley de Competencia.

Según la CNMC, estas siete constructoras habrían constituido un grupo "estable y formal" en el que, semanalmente, trataban la preparación de ofertas técnicas para concurrir a contratos de obras licitados por distintas administraciones públicas. De esta forma, sopesaban si concurrían conjuntamente a distintos aspectos técnicos de los proyectos.

Para el superregulador, estas prácticas suponen la conformación de un cártel para acuerdos e intercambios de información entre empresas con el fin de restringir la competencia.

Respuesta de las empresas

De su lado, en fuentes de Ferrovial indicaron a Europa Press que su participación en los hechos investigados "no infringe la legislación sobre competencia".

De igual forma, Acciona aseguró haber actuado "en todo momento dentro de la legalidad", con lo que manifestó su confianza en que el expediente se "se archive sin mayores consecuencias".

"La relación de Acciona con sus clientes, proveedores y competidores se desarrolla siempre, y en todo caso, dentro del máximo respeto a la legislación aplicable y, en particular, a la de defensa de la competencia", asegura la empresa que expresó también su intención de colaborar "plenamente con la CNMC a lo largo del procedimiento" y reiteró su absoluto compromiso con el cumplimiento de las normas de defensa de la competencia".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad