Competencia abre expediente a las petroleras en el punto de mira de la Xunta

stop

Inicia los trámites de una posible sanción a Repsol, Cepsa y BP por incumplir una resolución sobre prácticas restrictivas

José María Marín Quemada y Elena Muñoz | Xunta

12 de julio de 2014 (00:07 CET)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMV) ha incoado expediente sancionador contra Repsol Comercial de Productos Petrolíferos, Cepsa Estaciones de Servicio y BP Oil España por incumplir una resolución de las autoridades de competencia. La sanción se produce justo cuando más arrecia la actuación de la Xunta de Galicia contra las dos primeras petroleras a las que responsabiliza de los altos precios de los combustibles en la comunidad, los más altos de toda España a pesar de contar con una refinería en la provincia de A Coruña. De hecho, esta situación movió al Ejecutivo gallego a presentar el pasado junio ante el organismo estatal un informe realizado por el Consello Galego da Competencia sobre la distorsión del mercado autonómico.

El expediente que ahora abre la CNMV se remonta a 2009. Entonces, la ya extinta Comisión Nacional de la Competencia (CNC) dictó una resolución en la que declaraba acreditada la existencia de una práctica restrictiva de la competencia de la resultó autora Cepsa. A finales del año pasado, el nuevo organismo declaró el incumplimiento de la resolución, tras lo que activó una investigación que ahora deriva en un expediente dirigido a los tres grandes operadores del sector.

Competencia restringida entre las estaciones de servicio

En la resolución de 2009, Competencia declaraba acreditada la existencia de una práctica restrictiva de la competencia imputable a Cepsa, cuya actuación consistía en la fijación indirecta del precio de venta al público a empresarios independientes que operan bajo su bandera. Esta práctica hacía que quedase restringida la competencia entre las estaciones de servicio de la red del operador y entre el resto de estaciones de servicio. En una resolución del pasado 20 de diciembre de 2013, el consejo de la CNMC declaró que se había producido un incumplimiento de la resolución anterior.

Ante estas circunstancias, el organismo presidido por José María Marín Quemada puso en conocimiento de la Dirección de Competencia estas circunstancias «para valorar, a la vista de los hechos que rodean a tal incumplimiento, si el mismo es constitutivo o no de infracción, así como el alcance y efectos que el mismo haya podido tener», señala el regulador en una nota.

En julio de 2009, la CNC llegó a multar a estas tres empresas con un total de 7,9 millones por unas prácticas comerciales que, a efectos prácticos, equivalen a fijar indirectamente los precios de venta al público. En concreto, Competencia multó en ese momento a Repsol con cinco millones de euros, a Cepsa con 1,8 millones de euros y a BP con un 1,1 millones de euros.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad