¿Cómo burlaban los coches de Volkswagen los controles?

¿Cómo burlaban los coches de Volkswagen los controles?

Un software detectaba si el vehículo se encontraba en circulación o está pasando una revisión

Volkswagen está en un buen lío. La compañía alemana se enfrenta a una multa multimillonaria --de 18.000 millones de dólares-- en Estados Unidos por burlar los controles de la EPA, la agencia norteamericana de protección medioambiental.

Pero, ¿cómo conseguían los vehículos del grupo pasar las revisiones sin levantar sospechas? En este caso, la tecnología fue el mayor aliado de la compañía. El modus operandi de Volkswagen se basaba en un software instalado en los coches que detectaba si el vehículo se encontraba circulando libremente o si, sin embargo, estaba pasando una revisión.

¿Cómo? Este software permitía conocer la posición del volante, los cambios de velocidad y otros comandos del coche que le indicaban que se encontraba pasando una inspección e inmediatamente se reducían los niveles de emisiones hasta ajustarse a los exigidos por la EPA.

11 millones de coches

Y, de nuevo, cuando el coche se encontraba en circulación las emisiones llegaban a aumentar entre 10 y 40 veces los niveles permitidos. Y no han sido pocos los vehículos manipulados de VW. La firma ha confesado que este sistema de detección de los controles estaba instalado en 11 millones de coches diésel.

Junto a la multa, Volkswagen se enfrenta a una caída en bolsa del 20%. Los mercados también están castigando a la compañía. Incluso otros fabricantes europeos están sufriendo el efecto contagio por la crisis de VW con serios correctivos por parte de los inversores.

 

 

Redacción

Enviaremos un mensaje al correo indicado con el enlace que deberás clicar para completar el alta. No recibirás ningún boletín hasta entonces. Política de privacidad