Comar y Egasa libran en Santiago la nueva batalla del juego

stop

RECREATIVOS

José Collazo Mato (Comar) y José González Fuentes (Egasa)

A Coruña, 17 de marzo de 2015 (00:00 CET)

La batalla entre las grandes del juego en Galicia se recrudece. Comar y Egasa, los gigantes coruñeses de José Collazo Mato y José González Fuentes, son rivales dentro y fuera de la comunidad. Son punteros en toda España en distribución de máquinas tragaperras, recreativos, salones de juego y apuestas deportivas. Ambas tienen la puerta abierta por la Xunta de Galicia para abrir dos nuevos casinos en la comunidad, apéndice de los que ya poseen, el primero en A Coruña y el segundo en A Toxa. En los últimos meses, la competición entre ambas se ha trasladado a Santiago de Compostela, donde ambas compañías ganan posiciones.

A principio de año, y tal y como adelantó Economía Digital, Comar adquirió una empresa de recreativos ubicada en la capital gallega. Una plaza importante, ya que los dueños del Casino Atlántico de A Coruña estudian poner en marcha una sucursal de esa sala de juego en virtud de la modificación de la ley del juego gallego que impulsa la Xunta.

¿Una ubicación para el casino?

Se trata de Ermasa, una compañía con sede en Compostela de carácter familiar cuya principal actividad es la explotación de máquinas recreativas de distintos tipos, tanto videojuegos, como tragaperras y deportivas (billares, futbolines y dianas).

Si bien desde Comar no se han manifestado de forma pública acerca de la adquisición, la mayoría de los empresarios del sector relacionaban esta compra con el posicionamiento de la compañía en Santiago de cara a la ubicación de un nuevo casino. Ermasa cuenta con tres salas recreativas, una en Área Central, un espacio comercial de Santiago; otra en Bertamiráns, en el vecino concello de Ames y una tercera en el corazón de la zona nueva compostelana, en la calle Montero Ríos.

Egasa se queda con el bingo de su socio

Curiosamente, Egasa, el gigante de la familia González Fuentes también llevó a cabo una adquisición en la misma calle hace meses, si bien esta tampoco fue publicitada. Hace unos ocho meses que la compañía coruñesa se hizo con el bingo Anabinser, situado, también, en Montero Ríos.

Desde el grupo coruñés confirman la compra del bingo. "Se ha adquirido a un socio de Egasa", explican.

Al igual que Comar estudia la apertura de un nuevo casino apéndice en Santiago, Egasa, de la mano con la catalana Cirsa, también busca ubicación para un hipotético nuevo centro de juego en Vigo, que funcione como una sucursal del histórico salón de A Toxa.

Hace años, la ubicación deseada se encontraba en Samil, aunque en estos momentos estudia diversas alternativas.

¿Descontento en el sector?

Pero, la batalla del juego gallego no es negociado exclusivo de Comar y Egasa. La posibilidad de la apertura de dos nuevos casinos en la comunidad no es del agrado de las pequeñas empresas operadoras, dueñas de salones de juego y recreativos. Creen que generarán una competencia desleal en las ciudades en las que se ubiquen.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad