Comar y Copasa se hacen de oro con la peatonalización del centro de A Coruña

stop

La empresa del juego y la constructora gestionan cuatro aparcamientos subterráneos en el entorno de la fachada marítima de la ciudad, con más de dos mil plazas

A partir de esta semana, el tráfico en superficie por el entorno de La Marina queda restringido

en A Coruña, 06 de abril de 2016 (01:46 CET)

A partir de esta semana, circular por el centro de A Coruña va a ser un privilegio al alcance de unos pocos. Tras la apertura del túnel de Marina-Parrote, el tráfico en superficie quedará restringido a residentes, transporte público y otros vehículos autorizados. Pero si moverse con el vehículo privado es complicado, más lo será estacionar de forma gratuita.

Lo más probable es que, quienes quieran acceder con su vehículo al entorno de la Ciudad Vieja, deban dejarlo en uno de los numerosos aparcamientos subterráneos que hay repartidos por la zona. Y ahí la constructora Copasa y el Grupo Comar, especializado en el sector del juego, son los que se reparten la mayor parte del pastel.

Más de 2.000 plazas

La capacidad de los aparcamientos que gestionan estas dos empresas supera las 2.000 plazas. El de Copasa, que fue la empresa encargada de ejecutar la reconversión de todo el frente marítimo, es el mejor situado, ya que sus instalaciones (Marina-Parrote) están bajo la nueva zona peatonal, en la que está previsto que se asienten en los próximos meses varios locales de ocio. Al párking, con capacidad para 614 vehículos, se accede desde la zona del Castillo de San Antón, o bien desde el nuevo túnel por el que tendrán que circular todos los vehículos que no estén autorizados a hacerlo en superficie.

Comar, por su parte, cuenta con tres aparcamientos estratégicamente posicionados. El de Maestranza, en la parte alta de la Ciudad Vieja, da servicio tanto a residentes de la ciudad que tienen su plaza alquilada, como a visitantes. Su capacidad supera las 300 plazas. Por tamaño le sigue el de Palexco, con 470, ubicado en uno de los extremos de la zona peatonal, al que se puede acceder justo antes de incorporarse al túnel que atraviesa por el subsuelo la fachada marítima de la ciudad.

Los Cantones de Comar

Esta infraestructura la utilizan fundamentalmente los visitantes del centro comercial Los Cantones Village --que acaba de sumar a su ya extensa oferta de ocio un nuevo local gestionado por el empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián– así como los usuarios del Palacio de Exposiciones y Congresos-Palexco.

Pero los dominios de la firma que lidera José Collazo no quedan ahí. Al otro lado del centro comercial, donde Comar posee también concesiones, y del Casino Atlántico, también gestionado por la empresa coruñesa del juego, está otro de sus aparcamientos, el de los Cantones, con capacidad para 946 vehículos. Además, en la ciudad explota también el subterráneo del Palacio de la Ópera.

Otras opciones

El resto de opciones para aparcar en la zona, previo pago de las tarifas establecidas, son el aparcamiento de María Pita, también accesible desde el nuevo túnel pero con sólo un centenar de plazas para el público, el de Marina Coruña, situado en el entorno del dique de abrigo, y el del Papagayo, con capacidad para 970 vehículos.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad